El libro más extenso

En el epílogo de la obra del escritor francés Raymond Queneau “Cent Mille Milliards de Poèmes” (1961), François Le Lionnais  escribe lo siguiente:

“La obra  que usted tiene en sus manos representa, por sí sola, una cantidad de texto mucho más grande que todo lo que el hombre ha escrito desde la invención de la escritura, incluyendo novelas populares, cartas comerciales, correspondencia diplomática, correo privado, borradores arrojados a la papelera y graffitis.”

En 1960 Queneau presenta el que probablemente sea el libro más largo del mundo y que apenas llega a diez páginas. Cada una de ellas contiene un soneto con sus catorce versos.

Parece ser que la idea le viene al autor al observar un libro infantil encuadernado en espiral con diseños de personajes en partes, cortados (cabeza, tronco y piernas) que permitían combinarse de múltiples modos dando lugar a infinidad de divertidas y originales figuras.  Raymond Queneau, fue uno de los fundadores del grupo OuLiPo, un taller  de literatura experimental de los años 60 que se propuso hacer vanguardia creando nuevas formas poéticas o narrativas resultado de la interacción de la transferencia tecnológica entre matemáticos y escritores.

Más de 100 billones de poemas distintos.

Todos los versos de Cent Mille Milliards de Poèmes tienen la misma línea y se presentan cortados en tiras horizontales que les permiten combinarse con las de otros sonetos. De este modo, el número total de combinaciones que el libro ofrece es nada más y nada menos que 10 elevado a 14, lo que viene siendo, cien billones de poemas distintos. Aunque según los cálculos del propio Queneau, si empleamos en la lectura de un soneto unos 45 segundos y otros 15 para preparar el siguiente… ¡tendríamos que disponer de unos 200  millones de años para haber leído las combinaciones completas!

Lo mismo nos facilita el generador de poemas creado en una página de Internet que partiendo de los sonetos de Cent Mille Milliards de Poèmes permite la posibilidad de seleccionar una línea del grupo del primer verso, otra del segundo y así sucesivamente mediante una combinación aleatoria de random que ofrece al azar uno de los cien millones de poemas posibles.

Generador de poemas.

Tampoco el “generador de poemas” que, desde una página de internet, y partiendo de los sonetos de Cent Mille Milliards de Poèmes”, ofrece la posibilidad de seleccionar una línea del grupo del primer verso, otra del segundo…. y así sucesivamente hasta completar la elección de los 14 que conforman el soneto (la opción random o de combinación aleatoria ofrece al azar uno de los 100.000.000.000 poemas posibles).

Sin duda una obra impresa para experimentar y jugar sumergiéndonos en el proceso creativo… ¿os atrevéis?