La biblioteca azul

Al lado de la estación de trenes de  Stuttgart, en el Wilhelmspalais (Alemania), se encuentra una de las bibliotecas más modernas del país, gracias al nuevo edificio en Mailänder Platz,  que alberga una institución educativa y cultural de lo más vibrante y luminosa.

El diseño de esta joya de Stuttgart se debe a un joven arquitecto coreano llamado Eun Yin, y su construcción de 20.000 m2, ha costado casi cerca de tres años. Tiene una estructura en forma de monolito y hormigón blanco de 9 pisos y 2 subterráneos, acompañados por bloques de vidrio esmerilado que la iluminan de azul cuando la tarde va llegando. El espacio cuenta con dos fachadas entre las que hay una pasarela para poder observar la ciudad.

El diseño interior tiene unos valores herméticos e introvertidos pero que, a su vez, ofrecen una versatilidad de espacio impresionante. El centro del edificio cuenta con una claraboya central con una clara intención de representación del acceso a lo profundo del conocimiento, rodeados de un blanco puro lleno de elementos multimedia, cafetería y espacios habilitados para foros culturales en el sótano. Alrededor de los espacios centrales se agrupan las zonas funcionales y las galerías circundantes.

El núcleo del concepto de iluminación es la Digital Addressable Lighting Interface (DALI). Esta interface estandarizada y digital garantiza que en cualquier lugar y en cualquier momento esté disponible una iluminación óptima, deslumbrante pero sin deslumbramientos.

Todo esto condensando en un edificio de lenguaje formal y claro, que duerme rodeado de un conocimiento que cuando cae la noche se vuelve azul.