Puesta en valor de los archivos a través de la digitalizacion

archivos

Actualmente muy pocos países tienen una legislación para los archivos audiovisuales aunque la recomendación de la UNESCO en 1980, para la salvaguarda y preservación de imágenes en movimiento fue un espaldarazo importante.

La protección y promoción del patrimonio documental se basan en la preservación y el acceso:

  • La preservación no solo se refiere al contenido del documento sino al continente en sí. No incluye solo la conservación de una película sino también del soporte en si, este tiene valor como objeto y por la información que contiene.

Siguiendo esta línea muchas instituciones guardan el original y realizan copias para asegurar su contenido. Así también ralentizan el deterioro físico del objeto.

  • El acceso es proceso en que los documentos se comparten y son accesibles por el público. Uno de los problemas a los que nos enfrentamos para dar acceso a los documentos es no incumplir la normativa vigente (derechos de autor y canon) y evitar que el material pueda deteriorarse por el mismo.

Los soportes audiovisuales son inestables, vulnerables y propensos a la degradación. También nos enfrentamos a la obsolescencia de los formatos y la desaparición de los aparatos reproductores.

La UNESCO establece unas pautas para la protección y el mantenimiento de los materiales para prolongar su ciclo de vida, permitiéndonos su utilización y su conservación dentro del archivo.

Debemos tener claro que la preservación digital (a pesar de los costes de almacenamiento y creación de infraestructura que permita la migración a nuevos programas) permite:

  • Garantizar la conservación del fondo. Los documentos digitalizados se almacenan en servidores en alta y baja resolución con copias de seguridad, por lo que aunque el soporte se deteriore seguiremos conservando la información. El documento no corre peligro de ser borrado o modificado.
  • Mejorar su accesibilidad. Podemos acceder desde cualquier equipo conectado al servidor o internet (si los contenidos son accesibles desde el mismo) y varios usuarios a la vez. Perdemos menos tiempo en la localización de los mismos y las búsquedas son más efectivas; ya nos buscamos en bases de datos relacionales que nos proporcionan un número de cinta, que posteriormente tenemos que visionar para saber si el contenido que estamos buscando se encuentra ahí. Las bases de datos permiten acceso al contenido en baja resolución y los archivos tienen cuentas en las redes sociales, en las que informan de las últimas novedades. Por ejemplo; Huntley Film Archive.
  • Facilitar su explotación económica. Mediante la mejora de su accesibilidad el archivo se da a a conocer a sus usuarios. Para productoras o instituciones resulta mucho más económico adquirir imágenes de pingüinos en el Polo Norte que tener que ir con un equipo a grabarlas. Incluso hay imágenes que no van a poder adquirir a no ser que te las compren a ti porque no se encuentran en otro sitio (esto da valor al archivo). Permite nuevas opciones de comercialización vía web y dispositivos móviles. Por ejemplo; TVE a la carta.
  • Mayor capacidad de almacenamiento en menos espacio. Ya no necesitamos el mismo espacio de almacenamiento, ya que todo se guarda en servidores y/o en la nube. Y menos mal, porque ¿sabías que en los últimos 50 años se ha generado mas información que en toda la historia ?
 

Un pensamiento en “Puesta en valor de los archivos a través de la digitalizacion”