Archivo Mutis

 

Sin duda el Archivo Mutis es espectacular puesto que integra una colección de dibujos de especies naturales sin igual. Se encuentra en el Jardín Botánico de Madrid. Este archivo alberga unas 7000 láminas ( algo menos de la mitad de ellas a color y en temple, y otra parte en blanco y negro o sepia). Representan la flora de Colombia y Ecuador, que fueron catalogadas en el siglo XVIII por José Celestino Mutis y la Real Expedición Botánica del Nuevo Reino de Granada.

José Celestino Mutis fue un científico con gran inquietud por clasificar y catalogar el conocimiento relativo a la Historia Natural. Su formación se desarrolló con los jesuitas, y es en Madrid en donde entrará en contacto con los círculos de ciencia de la capital. Aprende de la botánica de Linneo, cuyo sistema taxonómico de plantas y seres vivos se mantiene en la actualidad. En 1760 se dirige a Cartagena de Indias y se convierte en uno de los mayores referentes de la divulgación científica. Más tarde, se ordenará sacerdote. A él se le debe el conocimiento de lenguas indígenas colombianas y ecuatorianas. Mutis le propone a Carlos III hacer la Historia Natural de toda la América Hispana, pero no tuvo éxito hasta el tercer intento, momento en el que Carlos III aprueba financiar su Expedición, y pasa a nombrarle Primer Botánico y Astrónomo del Rey.

Más de medio centenar de pintores integrarían la escuela taller que Mutis fundó en Colombia. Fue una escuela excepcional y en la que se realizaban trabajos muy especializados (dibujo de plantas, despieces florales o caligrafía, entre otros). El objetivo principal de todos los artistas era dibujar minuciosamente la Historia Natural de toda la América Hispana. Toda esa especialización hace que el archivo sea tan singular. Se enviaban al taller plantas recién cortadas, y se iba registrando cualquier variación que pudieran sufrir, su crecimiento, el número de hojas o los innumerables detalles que aparecían bajo la observación microscópica. Casi todos los pintores integrantes procedían de Quito, aunque el nombre por excelencia de la mano derecha de Mutis fue el colombiano Salvador Rizo que perteneció casi 30 años a la Expedición.

A principios de 1800 Mutis fallece pero la Casa Botánica (nombre con el que se conocía su taller) permanecería abierta. Después de 30 años en funcionamiento, la Expedición se da por terminada, y la Casa Botánica se cierra. El herbario y el archivo Mutis se enviaron a España en el año 1816. Pero no será hasta 1952 cuando el gobierno colombiano y el español deciden imprimir las pinturas de la colección de la Expedición a las que acompañan las descripciones de los expertos.

Así que si tienes oportunidad, hazte mutis por el…Real Jardín Botánico.

 
A %d blogueros les gusta esto: