Archivo de la categoría: Noticias

Jornada: “Las oportunidades están en la biblioteca pública. Apoyo a las personas sin empleo y emprendedoras”. 20 marzo de 2013

IRC_EEUU_EspIRC_EEUU_Esp2

El Centro de Recursos Informativos de la Embajada de EE.UU. ha organizado una conferencia que impartirá Kerwin Pilgrim, director del área de formación de adultos de la Biblioteca Pública de Brooklyn (Nueva York), en la que hablará sobre los servicios que ofrece su biblioteca para los jóvenes que buscan trabajo y los emprendedores y el programa PowerUp dirigido a los emprendedores.

Esta conferencia se engloba dentro de unas jornadas, en las que se contará con la participación de otros tres ponentes y que se denomina “Las oportunidades están en la biblioteca pública. Apoyo a las personas sin empleo y emprendedoras”.

Las jornadas tendrán lugar el miércoles 20 de marzo en el Instituto Internacional (c/ Miguel Angel,8 – Madrid).

Programa: BIBLIOS_Oportunidades_Diptico-web.pdf

Por razones de aforo, es imprescindible registrarse previamente en http://www.sedic.es/f_formularioinscripcion_actividades.asp

Fuente: Centro de Recursos Informativos Embajada de EE.UU. en Madrid. 91 5872528. madridIRC@state.gov

 

Artículo: "Empleados públicos y liberalización de servicios profesionales"

El transcurso de la crisis está provocando que algunos sectores económicos y políticos viren el enfoque de la causa y la culpabilidad de ésta hacia los empleados públicos, entre otros. La reforma de las administraciones públicas es necesaria, pero, como sabemos, dentro de la política de adelgazamiento y reestructuración del Estado, las áreas de Sanidad y Educación están siendo las más afectadas. No obstante, en lo que atañe al ejercicio de los profesionales sanitarios, asistimos últimamente a noticias positivas, y es que el pasado enero, en Andalucía, el Tribunal Constitucional (TC) declaró inconstitucional y anuló la colegiación voluntaria para los profesionales de la medicina y enfermería que ejercieran en la Administración Pública. De igual forma, la semana pasada, el TC declaró nuevamente la inconstitucionalidad de la colegiación voluntaria de médicos y enfermeros públicos en Asturias y Extremadura. Procesos en los cuales, Unión Profesional estuvo presente. En cualquier caso, los retos a los que se enfrenta el ejercicio profesional en el ámbito público aún son importantes y numerosos. Por tanto, frente a la liberalización profesional, ¿por qué no plantear qué beneficios supone la colegiación para los profesionales y los ciudadanos en el ejercicio público?

Es necesario poner en perspectiva una serie de cuestiones cuando los colegios profesionales ejercen el control deontológico independiente de los profesionales que prestan servicios en las Administraciones Públicas. Y es que concurren tres elementos esenciales que a menudo no se contemplan:

1) Menor coste para las administraciones del estado. Es decir, si el ente público tuviera que ejercer el control deontológico de los profesionales junto con la dotación del aseguramiento de la responsabilidad civil profesional supondría un sobrecoste que soportaríamos todos nosotros como contribuyentes. Sin embargo, de esta forma, solo es el colegiado el que asume estos costes. Además, el control colegial, siempre sería más preciso por garantizar que ese control fuera llevado a cabo por profesionales del mismo ámbito. 

2) Mayor independencia de criterio profesional. A menudo las decisiones de carácter político ponen de manifiesto una confrontación con la independencia de criterio profesional que defienden los profesionales. En un escenario donde, donde la colegiación fuera voluntaria o menos efectiva, el profesional podría estar sujeto a más presiones en su ejercicio profesional y no podría contar con la defensa plena del colegio con el correspondiente perjuicio para el ciudadano

3) Mejor servicio público y con más cobertura para los clientes o pacientes. Derivado, precisamente de los dos factores anteriores, el ciudadano, como cliente o paciente accedería a unos servicios públicos que tendrían una mayor garantía de seguridad y calidad, además de una mayor atención y amparo para poder realizar consultas sobre los profesionales a los colegios. 

Los profesionales que desarrollan su actividad en los diferentes niveles administrativos del Estado no están sujetos a criterios de mercado, aunque si se reflejan en él. Por ello, cuando el Estado, es el que se encarga de proveer servicios tan esenciales como la educación y la sanidad, es necesario establecer un equilibrio entre tres factores principales:

1) Número óptimo de empleados públicos, en este caso profesionales. 

2) Como se ejerce el control deontológico de los profesionales. 

3) Dotación exacta de gasto público por profesional.

La sensibilidad e importancia del equilibrio entre estos elementos se relacionan con los beneficios explicados anteriormente. La defensa de los derechos fundamentales de los ciudadanos implica a todas las instituciones. Y, por tanto, para que un profesional pueda prestar un servicio con la mayor plenitud y aportar la necesaria calidad a los clientes o pacientes es necesario que cuente con un correcto volumen de casos atendidos, con medios y recursos óptimos a su alcance y con independencia de criterio profesional junto con un control deontológico preciso. Elementos por los que velan en su labor esencial los colegios profesionales como corporaciones de derecho público.

Fuente: Blog Carlyle tenía razón

 

Artículo: "Tipo de ejercicio: Los profesionales autónomos ante la liberalización (LSP)"

La situación de los trabajadores autónomos es uno de los temas esenciales a la hora de acercarse a la realidad económica del país. En España hay cerca de 3 millones de autónomos, sin embargo, desde el año 2008 se han dado de baja más de 380.000 personas del RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos). Además, sólo en el año 2012 se perdieron otros 47.000 empleos de este tipo. Dicho esto, y más allá de las últimas reformas, la retención del IRPF aún se mantendrá en 2013 en el 21% y en 2014 en el 19%; por otro lado, la fuerte restricción del crédito aún se sostendrá en el tiempo, y en el horizonte se vislumbra una liberalización de servicios profesionales confusa. ¿Qué supondría esta liberalización para los profesionales autónomos?, ¿qué tendencias son esperables en dicho escenario?, ¿qué sucedería con la necesaria calidad de los servicios profesionales?

Para simplificar y sintetizar el análisis, clasificaremos los gastos que realizan los profesionales que operan por cuenta propia en tres grandes partidas:

1) Implementación de medios y recursos en los servicios profesionales que prestan.

2) Seguro de responsabilidad civil profesional y otros gastos burocráticos y fiscales.

3) Publicidad y Marketing profesional.

Si ahora introducimos en el escenario una liberalización de servicios profesionales, ¿cómo afectaría a los profesionales autónomos? Recordemos, en primer lugar, el concepto ‘credence good’, es decir, un bien basado en la confianza, definición aplicada en literatura económica a los servicios profesionales y, que se caracteriza por la imposibilidad del cliente o paciente para examinar o escudriñar la calidad del servicio que está obteniendo tanto ex-ante y durante la prestación del servicio como ex-post. Por tanto, en un marco regulador donde los colegios profesionales no tuvieran la capacidad de realizar el control independiente del ejercicio profesional se fomentarían dos posibles tendencias:

– Mayor porcentaje de gastos en publicidad por parte del profesional.

En un mercado ya de por sí castigado, donde los márgenes son cada vez más reducidos y la principal preocupación pasa por no quebrar y salir del mercado, ¿qué resortes de información existirían en el mercado, oficiales y de garantía sobre los profesionales que operaran en él? ¿un mero registro de profesionales sería suficiente?. Ante esta situación, una de las tendencias más plausibles sería una mayor proporción de gasto por parte del profesional autónomo en publicidad y marketing profesional, y es que ante el papel más reducido de los colegios profesionales en torno al suministro y control de la información sobre los profesionales en el sector, una de las principales vías de información para los ciudadanos sería la publicidad profesional.

 

– Mayor porcentaje de gasto en seguro de responsabilidad civil profesional.

Precisamente, derivado de la merma del papel que tendrían los colegios profesionales respecto a ser surtidor de información y ejercer el control independiente del ejercicio profesional surgiría esta segunda tendencia. ¿Cuál sería la percepción en las compañías de seguro si los colegios profesionales ya no ejercieran control sobre los profesionales de manera tan directa? Evidentemente, más negativa, y el índice de siniestralidad tendería al alza, con lo cual, los profesionales se enfrentarían a un incremento de las primas de seguro que se sumarían a las mayores retenciones anunciadas antes.

  • Consecuencia: Menor porcentaje de gasto en implementación de medios y recursos (calidad) en el servicio profesional que obtendríamos los clientes y pacientes. Finalmente, debido al incremento que sufrirían las dos partidas de gasto mencionadas anteriormente se derivaría la reducción paulatina de la calidad incorporada en los servicios profesionales. ¿Por qué un profesional iba a destinar más dinero en aportar calidad al servicio, si los clientes y pacientes no pueden detectarlo (credence good) y no existe ningún órgano que verifique y realice ese control? ¿Realmente queremos avanzar hacia este modelo de liberalización donde prime el beneficio mercantil por encima de la necesaria calidad y atención a los ciudadanos?

Fuentes: Blog Carlyle tenía razón.