Razones para la constitución de la Asociación ABDM

Razones para la constitución de la Asociación ABDM

Un colegio profesional dará a la profesión, ya sea la de archivero, bibliotecario, documentalista u otra especialidad de las Ciencias de la Documentación, la visibilidad, el reconocimiento social, la mejora de su estatus profesional, la mejora en sus planes de estudios, fomento de su imagen como personas que dan un gran servicio, la regulación y ordenamiento profesional, etc. que se merecen, desde hace ya demasiado tiempo.

Por todos son conocidas las condiciones laborales, la imagen y el desconocimiento en general que la sociedad, a la que ofrecen sus servicios, tiene de los profesionales de las ciencias de la documentación en cualquiera de sus especialidades.

Estamos convencidos de que un colegio profesional es más que necesario y por ello, se acordó constituir esta asociación, como vehículo para conseguir el colegio, por lo que se ha reflejado en el Estatuto que una vez conseguido el objetivo la asociación se disolverá. Con esta asociación lograremos:

  • Tener una representación formal de archiveros, bibliotecarios, documentalistas y otros profesionales de las ciencias de la documentación que requiere el expediente de solicitud en el Área de Colegios de la Comunidad de Madrid. Al constituir una asociación, todos los profesionales asociados tiene una sola entidad que les representa legalmente y que está amparada por la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociación.
  • Interactuar con la administración o con otras entidades, de forma más rápida, eficiente y eficaz. A raíz de lo ya expuesto, podemos actuar con una sola voz  autorizada y sustentada por los asociados que forman la asociación. La administración y otras entidades con las que la asociación se relacione tendrán un canal de comunicación uno a uno.
  • La asociación, como entidad jurídica, ofrece un marco de garantía administrativa, política y de desarrollo de los Derechos Fundamentales en un marco democrático, en el que, de aprobarse el colegio, se pueda desarrollar el proceso transitorio de 6 meses. A partir de la creación de un colegio profesional, que se establece por ley de autonómica, se dan por lo general 6 meses de plazo para crear los primeros estatutos colegiales y así convocar las primeras elecciones en el seno del colegial. Tanto administrativamente como políticamente, si este proceso descansa sobre una organización o grupo de organizaciones que son los promotores de la iniciativa. Es una garantía de fiabilidad y tranquilidad pues, un colegio es una entidad de derecho público que, aunque tiene carácter privado, es de servicio público pues no representa ni actúa solamente en favor de sus colegiados sino de toda una profesión o profesiones y a la sociedad en general que se beneficia de los servicios que ofrece el colegio y sus colegiados.
  • Iniciar una vía para captar financiación que será necesaria para hacer operativo el colegio profesional. Como entidad jurídica, se puede actuar con un C.I.F. y con los demás derechos y obligaciones de las personas, gracias a ello, podemos, además de abonar gastos de funcionamiento, ingresar fondos que vayamos ahorrando para el futuro colegio. Todo el patrimonio de una asociación, se puede traspasar a un colegio profesional, consiguiendo una desgravación en el proceso. Así la asociación al disolverse cuando se cree el colegio, traspasaría todo lo conseguido hasta el momento, y el colegio no comenzaría desde “cero”.
  • Como nuestro propósito como profesionales no es sólo crear un colegio que nos represente, mientras esta singladura transitoria dure también está en nuestro ánimo el realizar acciones dentro del marco en el que nos movemos que favorezcan nuestra actividad profesional, así como facilitar un marco de confiabilidad para los usuarios y consumidores de nuestros servicios.
  • Por todo ello, bien si desarrollas tu actividad en ciencias de la Documentación en el sector público como en el privado, aquí tienes una opción con un objetivo claro y en la que podrás participar con iniciativas y marcar el presente y futuro de nuestra profesión.
 

Asociación sin ánimo de lucro cuyo objetivo es la creación de un colegio profesional de archiveros, bibliotecarios y documentalistas para la Comunidad de Madrid.

A %d blogueros les gusta esto: