Organizaciones Colegiales: Ejemplos recientes de la utilidad de sus datos para los ciudadanos

Todos los días recibimos información de carácter económico, político, social… que emiten diferentes organismos nacionales e internacionales, prensa especializada, servicios de estudio, etc. Datos macroeconómicos en torno a la deuda, el déficit, la tendente caída de la economía o la interminable reestructuración del sistema financiero. Información importante, en definitiva, pero más alejada del ciudadano de a pie. En este sentido, los colegios profesionales, a diferencia de otras instituciones, potencian y se caracterizan por un grado de interacción más alto tanto con los profesionales como con la sociedad. Los objetivos son claros: proporcionar asesoría, formación y legitimidad a la acción de los profesionales mediante su control deontológico y, por otro lado, dar seguridad y confianza a los ciudadanos sobre la necesaria calidad con que debe prestarse el servicio profesional que obtienen. Pero hay más…

¿Qué más aportan las instituciones colegiales a la sociedad? 

La desagregación y difusión de los datos, el conocimiento exacto de lo que está ocurriendo en términos socioeconómicos es, actualmente, de vital importancia. Como ejemplo, hace pocos días, conocíamos de mano del Colegio de Registradores de la Propiedad y Mercantiles los procedimientos de ejecución hipotecaria en el año 2012. Datos que dibujan por primera vez y ponen de manifiesto, la gran problemática existente donde destacaban las 65.778 certificaciones por inicio de ejecución hipotecaria siendo el 75% de primera vivienda, o las 14.229 daciones en pago. En este ámbito, el Consejo General de la Abogacía Española, también ha sido pionero con la creación de las Oficinas de Intermediación Hipotecaria para asesorar a los ciudadanos. Por otro lado, el Consejo General del Notariado también hacía público recientemente una noticia donde exponían la evolución pormenorizada la constitución de sociedades y la compraventa de viviendas en el primer trimestre del año 2013, la cual, registró una caída interanual del 10,2%. Una caída, fruto también, de la eliminación de las deducciones por compra de vivienda en diciembre y de la subida del IVA del 4% al 10% en los bienes inmuebles.

Como versa el dicho, la información es poder. Aunque, bien es cierto que, más que poder, la información es, hoy, utilidad al alcance de todos los ciudadanos y, ahí, los colegios profesionales desde sus diferentes áreas profesionales tienen mucho que decir al conocer la realidad con mayor precisión y, por tanto, pueden aportar valor añadidio social en aras del bien común y el conocimiento.

Fuente: Blog Carlyle no tenía razón

 
A %d blogueros les gusta esto: