Bibliotecas de 9,32€

Las bibliotecas son necesarias y baratas: 9,32 € por habitante al año.

Las Administraciones Públicas españolas dedican un presupuesto medio de 9,32€ por habitante en gasto corriente para las bibliotecas públicas, en las que se incluyen las aportaciones de las administraciones autonómicas; los ayuntamientos, diputaciones provinciales y otros entes de la Administración Local, los consejos insulares y las aportaciones del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, además de algunas cantidades de entidades privadas y fundaciones.

Con esa media de 9,32 euros/habitante, figuran a la cabeza País Vasco con 17,23€, Cataluña con 13,53€ y Castilla-La Mancha con 12,87€,  frente a los 4,14 de Baleares, 5,63 de Andalucía y 6,25 euros de Murcia.  Estos datos reflejan las políticas estables y el decidido apoyo a las bibliotecas municipales frente a Comunidades en las que los municipios no han gozado de similares apoyos de su correspondiente Administración Autonómica.  Por ejemplo, en Navarra por cada 1€ invertido al año en sus bibliotecas, estas retornan entre 3,49€ y 4,66 € a través de sus servicios.

Es muy importante recordar que el conjunto de bibliotecas españolas recibió 108.866.068 de visitantes (usuarios), y que en 2014 el número de socios de las bibliotecas españolas era de  16.080.452 (un 34,49 % de la población).

Es obvio que en épocas de crisis los ciudadanos utilizamos más los servicios bibliotecarios porque son gratuitos y porque es una realidad que las bibliotecas están muy bien valoradas por la sociedad.  Como dato representativo tenemos el que un tercio de la población española sea socio de una biblioteca pública.

Con estas cifras está claro que el gasto en bibliotecas siempre es una inversión en el desarrollo de las personas y benefician considerablemente al conjunto de la sociedad.