Colaboración Social: Programa de las Artes (III)

En nuestro post anterior nos referíamos a aquellos asuntos referidos a las bajas por enfermedad,  las vacaciones y la duración del programa. El propósito de este artículo es hablar del fin del programa de Colaboración Social.

Los objetivos del programa de colaboración social según la web de la Comunidad de Madrid, dicen textualmente “contribuyen a la adquisición de experiencia laboral”. La realidad es que es una forma de ahorrarse un puesto público y pagar a alguién la cuarta parte. Hace unos años contrataban directamente a personas en situación de desempleo, mediante convenios que la Comunidad de Madrid y Ayuntamiento firmaban con el SEPE, dándole un sueldo decente y con la consideración de personal laboral temporal, ahora “subcontratan” por la mitad. Hago un inciso y señalo que esto de la colaboración social no es algo propio de las políticas laborales de hoy en día. Para ver el marco legal de todo esto, porque es legal, hay que ir a Real Decreto 1445/1982 y las modificaciones del Real Decreto 1809/1986. Volviendo al tema de la experiencia, uno la adquiere si no ha trabajado previamente realizando una función. Es decir, si no has trabajado nunca en una biblioteca, archivo o museo, pues es un programa perfecto para saber cómo se trabaja en estos sitios. Pero, ¿y si has trabajado toda tu vida en una biblioteca? Ahí, los fines del programa no están nada claros. De esta última idea, vuelvo al tema de la subcontratación. El Ayuntamiento, motivado por su déficit presupuestario, está cubriendo puestos que son necesarios y que no podría cubrir, gracias a los colaboradores sociales. En los últimos programas, 2014 y 2015, están contando con profesionales perfectamente capacitados y con años de experiencia en el sector de las bibliotecas. Están “contratando” a titulados superiores por la cuarta parte de lo que deberían ganar. De este modo las Administraciones Públicas, en particular la Administración Local, se convierten en los primeros agentes propiciadores en lo que a precarización laboral se refiere.

kardex

Ahora nos queda hablar de las estadísticas, ahora tan de moda para los políticos a la hora de justificar el crecimiento. El colaborador pese a estar en situación de desempleo no computa dentro de la cifras de desempleados; de hecho, durante este programa no tienes que ir a sellar el paro, es una situación similar a cuando haces un curso del Paro en que tu situación es de suspensión de la demanda. Un sinsentido ya que una de las condiciones para percibir prestación por desempleo es estar inscrito como demandante de empleo. Ahora con elecciones sentenciadas y otras por sentenciar, queda muy bien decir que ha bajado el paro, cuando la realidad es diferente.

Un panorama tan vergonzoso ha llevado a algunos colaboradores sociales a denunciar su situación, sentenciando los Tribunales a favor de estos.

Iván Ballesteros Armenteros.

Con la colaboración de Ana Luisa Blanco.

Vea además:

Colaboración Social : programa de las artes (I)

 
A %d blogueros les gusta esto: