Se ha escrito un crimen…

Los cineastas llevan representando en sus películas a las bibliotecas desde hace años, mostrando la imagen de la misma en varios filmes y poblada de pocos elementos. Ya sean comedias, thrillers, dramas…la acción que se lleva siempre entre los libros es de lo más variada, aunque también podemos decir que la  representación de la biblioteca en el cine no  ha variado sustancialmente desde hace casi un siglo.

En la gran pantalla, los bibliotecarios tenemos una imagen estereotipada con tareas de atención al público, préstamos..y con pocos elementos ornamentales como tejuelos, libros, estanterías…

A groso modo, se podría decir que para el cine existen dos tipos de bibliotecas: una pública y otra académica, tanto para dar mayor soporte a la educación como para ser un punto de encuentro social.

Si queréis ampliar información sobre este matrimonio que lleva años deleitándonos os dejamos la referencia a Andrio Esteban, y La imagen de la biblioteca en el cine (1928-2015),  de la Universidad de Salamanca, 2016.

Porque … ¿quién no ha visto resolverse el más meticuloso de los crímenes gracias a una biblioteca?

 

 
A %d blogueros les gusta esto: