¿Cuántos tesoros más ocultará la BNE en sus entrañas?

Recuerdos personales del literato del siglo XIX Juan Eugenio Hartzenbusch

En el artículo de hoy, me gustaría adentrarme en un tema en relación a la noticia publicada por el Diario ABC: “La caja perdida que escondía un tesoro en la Biblioteca Nacional” publicada el pasado 9 de octubre de 2018.

Se trata de objetos de carácter personal pertenecientes al literato del siglo XIX, Juan Eugenio Hartzenbusch (1806-1880) y que llegó a ser director de la Biblioteca Nacional entre 1862 y 1875. Dichos objetos fueron donados por su hijo Eugenio Hartzenbusch e Hiriart en 1911 y no ha sido hasta este verano, cuando un nuevo trabajador del Archivo hizo el gran descubrimiento tras un inventario. Se dice que en este inventario, aún faltan recuerdos pertenecientes a Hartzenbusch.

La Biblioteca Nacional es el principal centro informativo y documental sobre la cultura escrita, gráfica y audiovisual española e iberoamericana y cuyas colecciones incluyen todo tipo de materiales y las principales vías de enriquecimiento de sus fondos provienen a través de las adquisiciones.

El tesoro en la Biblioteca Nacional

Este tesoro es un caso puntual y anecdótico, pero teniendo en cuenta la gran cantidad de adquisiciones que conforman sus fondos mediante compra, depósito legal, donativo y canje desde su fundación en 1711 y que va creciendo día a día… ¿Cuántos tesoros más ocultará la BNE en sus entrañas? Ya que si en sus depósitos ha pasado desapercibida una caja de incalculable sentimentalismo personal para la familia de Juan Eugenio Hartzenbusch y se ha encontrado por casualidad 107 años después de su donación por parte de su hijo.

Fotografías realizadas por Isabel Permuy

Mi paso por la BNE

Yo personalmente he estado trabajando en la BNE durante dos etapas en las que me parecen los departamentos más interesantes de la misma, Bellas Artes y Cartografía y Música y Audiovisuales. Estuve en dos etapas diferentes y en la primera de ellas, como becaria tres meses, y como novata en el mundo laboral, te gusta preguntar, indagar y ya puestos, poner en práctica tu vena de documentalista. Estuve trabajando con toda la colección de Juan Gyenes que parte de ella estaba expuesta en la BNE debido al Centenario de su nacimiento (n. 1912) en donde fotografió a todo tipo de personalidades de España y del extranjero (desde la Duquesa de Alba hasta Omar Shariff).

Mi caso fue muy curioso y el cual me hizo mucha ilusión, cuando una tarde, la Jefa del Servicio de Fotografía, Isabel Ortega García, nos estaba contando la historia de la fotografía en España con sus fotógrafos más importantes y junto con Juan Gyenes, estaba Amer Ventosa e indagando en su colección, di con las fotografías de boda de mi madre. Se trataban de fotografías de Estudio y debido a la época (1972), no existían programas como puede ser hoy en día Photoshop, de modo, que las fotografías de mi madre tenían retoques a lápiz como para estilizar la figura (ya que se trataba como de los bocetos, no de las fotografías definitivas).

Y gracias al servicio de digitalización del que dispone la BNE, pude llevarme digitalizadas algunas de esas fotografías como recuerdo.

Fuente: ABC.