Dígame usted, lector

¿Habéis oído hablar de la librería Piccola Farmacia Letteraria? Quedaos con el nombre porque no es una librería más. Se trata de una librería que está en Florencia en donde todas las novelas llevan un prospecto con indicaciones terapeúticas.

Por cada prospecto, en cada libro, se facilitan consejos para los dolores; se avisa sobre los posibles efectos secundarios que se puedan producir y se da paso a la posología adecuada para que uno pueda disfrutar de la lectura frase a frase, página a página, capítulo a capítulo…

Hay muchas maneras de conseguir sanarse pero quizá esta es de las mejores y de las más naturales. La lectura como medio para hacer que mejore el estado de ánimo. El libro como pócima mágica y antídoto de los virus más malignos. La Pequeña Farmacia Literaria, en Florencia, tiene el remedio. Y lo tiene en literatura italiana, novela extranjera y alguna obra latinoamericana como El amor en tiempos de cólera, de García Márquez.

Elena, la dueña de este lugar sanador, se animó a montar esta iniciativa cuando empezó a darse cuenta, de que en la librería en donde trabajaba, siempre le pedían un libro que estuviese en sintonía con el estado de ánimo del consumidor.

Libros sanadores

Esos libros están repletos de recetas médicas,.Recetas que ayudan a estabilizar los estados de ánimo, los sentimientos, las sensaciones, las impresiones, los pensamientos. El día a día. No existen recetas mágicas para tantas inquietudes que a veces se tornan patologías. Pero lo que sí es seguro, es que estos libros son sanadores para el lector. Hay quienes hablan ya de la farmacia literaria.

Elena también ha pensado en asociar colores y estados de ánimo, de tal manera, que rápida y visualmente, localices tu libro-receta por el color asignado.

Esta maravillosa librería tiene ya más de 5000 volúmenes y espacios para dar rienda suelta a la literatura de los más pequeños. Ahora tienen otro reto, intentar crear una web que permita recomendar novelas a aquellos lectores que hayan rellenado un formulario con sus inquietudes. De esta forma, la Piccola Farmacia Letteraria dará una atención on line totalmente personalizada a quienes buscan en los libros a su consejero.

 
A %d blogueros les gusta esto: