La biblioteca siempre está cerca

Durante estos días que debemos quedarnos en casa, la oferta que nos ofrecen las diferentes bibliotecas para hacernos pasar este tiempo más llevadero es amplia.

Lo primero a destacar es que nadie va a ser penalizado por los documentos no entregados en plazo, puesto que la fecha de devolución se ha ampliado, por ahora, hasta el 30/03/2020 tanto de los ejemplares prestados en las Bibliotecas Públicas como en Bibliobuses y en Bibliometro.

               Fotografía tomada por Beatriz Nistal

Si bien es cierto que las bibliotecas han cerrado sus puertas, hay un montón de recursos en línea disponibles las 24 horas del día los 7 días de la semana.

Podemos participar en el club de lectura virtual cuya plataforma está integrada en eBiblio. Son 5 las salas virtuales disponibles Brújula literariaCrónica negra, Los sabedores, La buena vida y Comando lector. Las cuatro primeras dirigidas a adultos, y la última a jóvenes. Además de poder intervenir en los chats, se cuenta con la colaboración de moderadores especializados en la temática tratada.

Asimismo, se pueden tomar prestados libros electrónicos, audiolibros, periódicos, revistas de diferentes temas y música haciendo uso de eBiblio. Para utilizar el servicio de préstamo de libros electrónicos tan solo es necesario el carné de biblioteca. Permite el préstamo de hasta 3 libros durante 21 días, de 2 horas para la prensa diaria y 24 para las revistas.

Adicionalmente, dada las circunstancias en las que nos encontramos, se permite la solicitud de carné a través de este enlace online. Y si por cualquier motivo se tuvieran problemas con el usuario y la contraseña, os podéis poner en contacto con vuestra biblioteca habitual a través del correo electrónico. El directorio se puede consultar aquí.

Si aparte de leer, nos apetece un momento cinéfilo, las bibliotecas siguen estando ahí. Nos ofrecen el acceso a eFilm, que nos posibilita el préstamo de audiovisuales en streaming para usuarios de bibliotecas. De nuevo, el único requisito es tener carné de biblioteca, pero ya sabemos lo fácil que es poder gestionarlo. Presenta un catálogo en el que se puede encontrar cine español, cine europeo, cine independiente y cine clásico, y que incluirá, próximamente, conciertos y cursos de idiomas.

              Fotografía tomada por Beatriz Nistal.

Pero esto no es todo, son muchas las bibliotecas que nos dejan asomarnos a sus colecciones digitales. Vamos a echarles un ojo a algunas de ellas.

Biblioteca Digital de Madrid. Muestra documentos antiguos como clásicos, libros científicos, materiales gráficos, mapas,…de la Biblioteca Regional de Madrid, e incluye fondos de la Fundación Universitaria Española, la Fundación Lázaro Galdiano, el Instituto Cardenal Cisneros o la Real Academia Española. Incluso se puede descargar el texto en distintos formatos.

HispanaEs el portal de acceso al patrimonio digital y el agregador nacional de contenidos a Europeana. Agrupa las colecciones digitales de archivos, bibliotecas y museos españoles. Sobresalen los repositorios institucionales de las universidades españolas y las bibliotecas digitales de las Comunidades Autónomas.  Ofrecen acceso a todo tipo de materiales (manuscritos, libros impresos, fotografías, mapas…) del patrimonio bibliográfico español. Además, constituye un instrumento que permite la coordinación evitando la digitalización dos o más veces de la misma obra.

Europeana. Proporciona acceso a más de 50 millones de archivos digitalizados formados por una gran variedad de documentos en 45 idiomas: libros, periódicos, revistas, cartas, diarios, documentos de archivo, cuadros, pinturas, mapas, dibujos, fotografías, música, tradición oral grabada, emisiones de radio, películas y otros programas televisivos. Su objetivo principal es facilitar el acceso al patrimonio cultural y científico europeo. Todos los contenidos de la biblioteca cuentan con la licencia Creative Common Public Domain (CCO).

Biblioteca Digital Hispánica. Es la biblioteca digital de la Biblioteca Nacional de España. Facilita acceso libre y gratuito a miles de documentos digitalizados, entre ellos libros impresos de los siglos XV y XX, manuscritos, dibujos, grabados, folletos, carteles, fotografías, mapas, atlas, partituras, prensa histórica y grabaciones sonoras. Entre sus propósitos destaca el de contribuir a la difusión del patrimonio bibliográfico y documental español al mismo tiempo que se garantiza su preservación y conservación.

Biblioteca Digital Mundial. Es una biblioteca digital internacional creada por la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos y la UNESCO. Sus objetivos son promover el entendimiento internacional e intercultural; aumentar el volumen y la variedad de los contenidos culturales en Internet; proporcionar recursos a educadores, académicos y público en general; y lograr la reducción de la brecha digital. Su acceso incluye manuscritos, mapas, libros raros, partituras musicales, grabaciones, películas, fotografías, documentos de arquitectura, así como otros materiales culturales.

Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. Ofrece contenidos y recursos educativos dirigidos a la comunidad universitaria y escolar. Dispone de un importante catálogo de materiales, algunos recuperados o difíciles de encontrar (revistas, entrevistas, fragmentos de montajes teatrales, aproximaciones bibliográficas a distintos autores…), que son un complemento para el fomento de la lectura y la enseñanza de la literatura y el castellano en las aulas.

Biblioteca Virtual de Prensa Histórica. Es una hemeroteca digital que ofrece un gran repertorio de prensa histórica y revistas culturales en lenguas españolas. Es uno de los principales proyectos de digitalización de prensa que se han realizado en España. Forma parte de una de las herramientas más importante para la investigación histórica, sociológica, cultural o genealógica. En la actualidad ofrece aproximadamente 1,2 millones de números de prensa y revistas en acceso abierto y gratuito.

No podemos olvidar tampoco las diferentes posibilidades que se ofrecen desde las distintas bibliotecas digitales de las comunidades autónomas.

  • Biblioteca Virtual de Andalucía. Es la biblioteca digital del patrimonio documental de Andalucía. Su objetivo es reunir y proporcionar documentos digitalizados de interés para el estudio, conocimiento y divulgación de la cultura andaluza.
  • Biblioteca Valenciana Virtual . Es un repositorio de documentos digitales y de recursos de información relacionados con la cultura de la Comunitat Valenciana, para facilitar su preservación, difusión y comunicación pública a través de Internet.
  • Biblioteca Navarra Digital. Es una iniciativa dirigida a la preservación del patrimonio bibliográfico de la Comunidad foral y a su difusión a través de Internet. Ofrece la descarga directa de obras digitalizadas, principalmente impresas pero también manuscritas, tanto de temática navarra como escritas o producidas en esta Comunidad.

Son sólo tres ejemplos, pero hay muchos más.

También tenemos la posibilidad de navegar por las diferentes plataformas digitales que nos proporcionan contenidos muy diversos.

Hoy más que nunca, no hay excusas para no acercarse a las bibliotecas que nos dan tanto. #YoMeQuedoEnCasaLeyendo ¿y vosotros/as?

 
A %d blogueros les gusta esto: