Libros a la Carrera 2018

La primera edición de “Libros a la carrera” en la que los libros y el deporte han sido los protagonistas se ha celebrado este junio en Madrid.
Salida de Libros a la carrera. Foto tomada de Mapoma.es

La prueba ha sido promovida por la Comunidad de Madrid y organizada por Mapoma (entidad deportiva de  experiencia dentro del atletismo). Su objetivo, integrar literatura y running, promoviendo la compra de libros en las librerías madrileñas.

La carrera partía en el Paseo de Recoletos de Madrid, con la Biblioteca Nacional de España como insigne espectadora. Y finalizaba en el mismo lugar, en la Plaza de Colón, tras recorrer 5 KM por las calles más representativas de la ciudad.

El evento no ha dejado atrás a los más pequeños que han tenido la oportunidad de iniciarse en este deporte y aportar su granito de arena ayudando a las librerías de Madrid. Según edades, han recorrido diferentes distancias. Los chiquitines acompañados de un adulto, y los demás detrás de un guía.

Don Quijote acompañando en la carrera a los más pequeños. Foto tomado por Beatriz Nistal.

En la carrera ha participado Jaime de los Santos, consejero de Cultura, Turismo y Deportes. De lo Santos ha declarado que “Libros a la carrera” es: “un punto de encuentro para todas aquellas personas que queremos dar rienda suelta a nuestra pasión por el running y la lectura”.

Además,  ha manifestado que el fomento de la lectura y el deporte son dos de las líneas principales del Gobierno regional. Apostando por acercar la cultura en todos sus aspectos a los madrileños. Intentando también mejorar su calidad de vida y salud.

Organización

Según fuentes de la Comunidad han sido 1.300 los corredores inscritos. Entre ellos, uno muy ilustre, Don Quijote, que dejó de luchar con gigantes para recorrer Madrid corriendo, está vez, sin Rocinante.

El acto ha destacado por la buena organización. A la llegada a meta había puestos de avituallamiento, con agua y plátanos para poder recuperarse tras la carrera. Asimismo, se ha hecho entrega de trofeos a los tres primeros clasificados. Tanto en categoría femenina como masculina de cada modalidad.

Entrega de trofeos a los primeros en llegar a meta. Foto tomada por Beatriz Nistal.

Para apuntarse a la carrera había dos posibilidades. Se podía hacer en las librerías participantes, para lo cual se tenía que adquirir un libro de 15 euros mínimo.  O por medio de internet, en este caso se pagaban 8 euros los mayores, y 3 euros los infantiles.

Los dorsales se recogían en un stand de la Feria del Libro de Madrid, escenario magnífico para fomentar la lectura.

El dinero recaudado será destinado por la Consejería de Cultura de la Comunidad de Madrid a compras de libros en las librerías de la región.

Todos los amantes del deporte y los libros deseamos que haya muchas ediciones más para poder disfrutar en familia de un acto tan divertido y literario.