Los libros más peligrosos de la historia

Muchos libros son tesoros y nos han acompañado en muchos momentos para recordar en nuestras vidas. A veces nos dan placer, risas, ensoñaciones, emociones y alegrías. Pero ¿a qué no has pensado nunca que también pueden ser peligrosos?

Los hay llenos de sacrificios, de malas vibraciones, de sombras de hechiceros y brujas de abracadabra y algunos de ellos están custodiados de tal manera que ningún lector se pueda acercar.

Shadows from the Walls Of Death (Sombras de las paredes de la muerte) contiene 86 muestras cortadas a partir de rollos de papel tapiz impregnados de arsénico hasta que se descubrió que eran letales. A día de hoy solo existen dos copias que siguen siendo tóxicas , una en la Universidad Estatal de Michigan en East Lansing y otro en la Universidad de Michigan, en Ann Arbor, que solo puede manejarse con guantes ante sus hojas encapsuladas.

El Necronomicón se dice que fue escrito por un poeta con trastornos mentales llamado Abdul Alhazredum allá por el año 700 d.c. Cuenta la historia que pasó diez años en aislamiento en el gran desierto meridional de Arabia en el que habitaban monstruos y espíritus malignos.

El coleccionista, del británico John Fowles, inspiró a varios asesinos en serie de la época como Leonard Lake, Christopher Wilder o  Robert Berdella, este último alegando en su juicio que la adaptación llevada al cine del libro fue su inspiración.

Eutanasia, la estética del suicidio de James A. Harden-Hickey en 1894 relata técnicas para suicidarse, casi un centenar de tipos diferentes de veneno, y hasta casi 50 instrumentos para darse muerte, acompañados de unas imágenes de lo más escabrosas.

La novela epistolar de tintes autobiográficos de Johan Wolfgang von Goethe, Las penas del joven Werther, influyó a los jóvenes e la época hasta conducirles al suicidio.

El enfoque genocida y antisemita de Los Diarios de Turner, de 1978, publicado por el Dr. William Luther Pierce III nos muestra las aventuras de un joven en contra de los ideales de multiculturalidad de los Estados Unidos con el peligro de basarse en ideales racistas y justificando los actos violentos y linchamientos.

La persecución de brujas del Renacimiento tiene un tradado histórico completo en El martillo de Brujas Malleus Maleficarum con recetas y hechizos para detectar brujas y que fue difundido por toda Europa. Su peligro radicó en el profundo impacto que tuvo en los juicios de las brujas del continente durante más de 200 años. Sus autores fueron  el italiano Bernardo Rategno da Como, el jesuita español Martín del Río y el jurista francés Jean Bodin.

Y finalizamos con Los protocolos de los sabios de Sion, el compendio antisemita de 1902 en donde se transcriben las supuestas reuniones de los “sabios de Sion” en donde se detallen planes de conspiración judeo-masónica para controlar los movimientos comunistas y la masonería en todas las naciones. Inspiró el pensamiento de lideres como Hitler y a día de hoy aún podemos encontrarlo reeditado.

¿Te atreves a leer?