Derechos de autor: licencias europeas para potenciar la música por internet

Chico apoyado en una pared en la calle y escuchando música con un smartphone.
La nueva directiva facilitará, tanto a los creadores como a los usuarios, el acceso a los mercados musicales de otros países.

La nueva directiva facilitará, tanto a los creadores como a los usuarios, el acceso a los mercados musicales de otros países.

(Sesión plenaria: Notas de prensa – Libre circulación de servicios − 04-02-2014 – 12:22)
La Eurocámara aprobó el pasado martes, día 4 de febrero, un paquete de normas sobre los derechos de autor musicales, con el fin de facilitar la obtención de licencias transfronterizas para prestar servicios de música por internet en más de un Estado miembro. Esta nueva ley ya ha sido acordada informalmente con el Consejo y debe estimular el desarrollo de los servicios de música en línea a escala europea. Además, garantiza una mejor protección de los derechos de los artistas y agiliza el cobro de sus ganancias.

“Esta directiva protegerá de manera efectiva los intereses de los creadores europeos y permitirá que los usuarios accedan a contenido protegido por derechos de autor en toda Europa”, ha explicado la ponente Marielle Gallo (PPE, Francia). “Esta directiva es un señal clara de que los derechos de autor pueden adaptarse fácilmente a internet. El copyright juega un papel esencial en la economía digital”, ha añadido.

Licencias transfronterizas

Las nuevas normas permitirán que los proveedores de música por internet en la UE puedan obtener licencias de entidades de gestión colectiva, que representan los derechos de autor a través de las fronteras interiores. Los proveedores podrán ofrecer música en línea en la Unión gracias a licencias que cubran más de un Estado miembro.

Diversidad cultural

Las entidades de gestión colectiva de derechos de autor que no concedan licencias en más de un país comunitario podrán pedir a otra entidad que represente su repertorio, con el fin de garantizar que los creadores de música en todos los Estados tengan acceso a licencias transfronterizas y preservar así la diversidad cultural en Europa. Bajo determinadas condiciones, estas entidades estarán obligadas a hacerlo. Los eurodiputados han logrado también que estas organizaciones deban conceder licencias con las mismas condiciones para todos los repertorios que representen.

A iniciativa del Parlamento, las organizaciones de gestión colectiva tendrán que gestionar los reportorios que representan en las mismas condiciones que aplican a sus propios repertorios.

Remuneración puntual

El texto exige a las entidades de gestión colectiva que garanticen que los artistas reciben una remuneración apropiada por sus derechos y a su debido tiempo. En principio, las ganancias tendrán que entregarse tan pronto como sea posible, pero nunca más tarde de nueve meses desde el final del ejercicio en el que se recauden los ingresos. Por otra parte, los titulares de los derechos tendrán voz y voto en las decisiones sobre la gestión de los mismos y libertad para elegir la entidad de gestión colectiva con la que prefieren trabajar. Asimismo, para garantizar el derecho a una gestión adecuada, las entidades deberán cumplir con exigencias de transparencia e información, así como con reglas mínimas de gobernanza, recaudación y utilización de las ganancias.

Próximos pasos

La directiva ha sido aprobada con 640 votos a favor, 18 en contra y 22 abstenciones. Ahora debe ser aprobada formalmente por el Consejo. Una vez haya recibido su visto bueno, los Estados miembros tendrán dos años para incorporar las nuevas normas a la legislación nacional.

Procedimiento: codecisión (procedimiento legislativo ordinario), acuerdo en primera lectura Ref. : 20140203IPR34615

Fuente: Parlamento Europeo: En portada: Noticias.

 

La vulnerabilidad social generada por la crisis es combatida por los profesionales

Hombre preocupado. Carlyle no tenía razón, blog.«La crisis económico-financiera, de empleo y fiscal, lleva a su vez a otras crisis en la vida personal familiar o social de las personas»

Así refería, José María Peiró Silla, catedrático de Psicología Social, la crisis de cambio que atravesamos. Esta reflexión, recogida en una entrevista a raíz de la conferencia ‘Transformarse en la crisis’ que organizó el Colegio Oficial de Psicólogos de La Rioja, encaja con las conclusiones de numerosos informes que vienen realizándose acerca del verdadero impacto de la crisis en la salud de los ciudadanos. Sin ir más lejos, si nos fijamos en la atención primaria, en un estudio de la Universidad de las Islas Baleares, se constató que entre los años 2006 y 2011 la proporción de pacientes con trastornos mentales asociados al desempleo o el pago de la hipoteca creció de manera preocupante. Como ejemplo, los pacientes con depresión se incrementaron 19,4%, con problemas de ansiedad un 8,4% e incluso aquellos con desórdenes asociados al abuso del alcohol, un 4,6%. Datos que reafirman, como apunta José Saturnino Martínez, profesor de Sociología, que «España figura entre los países de la OCDE donde los pobres se han empobrecido más y los ricos han notado menos la crisis». 

Este escenario de precariedad de las condiciones sociales, que sigue extendiéndose, convive en los últimos meses, paradójicamente, con un discurso a nivel nacional e internacional de mejora de las perspectivas macroeconómicas en términos de empleo y crecimiento que, en todo caso, no dejan de ser demasiado incipientes y poco concluyentes. Prueba de ello, son los últimos datos de enero del 2014 sobre afiliaciones y desempleo del Ministerio de Empleo y Seguridad Socialque arrojaron, aún, una destrucción de 184.031 empleos y un aumento de 113.097 parados. En definitiva, hablamos de personas que se enfrentan a situaciones socioeconómicas más inestables y, en muchos casos, de extrema gravedad, que precisan de la atención clara y diligente en diversas áreas como la sanitaria, la económica, jurídica o social. 

De esta forma, las profesiones, organizadas a través colegios profesionales, son conscientes de la responsabilidad y compromiso que mantienen con la sociedad, en tanto en cuanto abordan situaciones y necesidades de los grupos más vulnerables. En este sentido, ante las circunstancias sobrevenidas de la crisis económica como los desahucios —solo en 2012 hubo 30.000—; personas en riesgo de exclusión social, entre los cuales, los parados de larga duración son cada vez más; o las dificultades por las que atraviesa la sanidad pública, los profesionales muestran con su ejercicio una implicación fruto de su vocación de servicio al ciudadano.

Iniciativas llevadas a cabo desde la Abogacía y Trabajo social de forma conjunta para establecer oficinas de intermediación en los asuntos de desahucios, por ejemplo, o la asesoría y apoyo que ofrecen las organizaciones colegiales a los profesionales y ciudadanos en materia de empleo, salud física o mental, son algunas de las iniciativas de corte socio-económico que estas organizaciones están poniendo en marcha para intentar paliar la preocupante situación de una sociedad en crisis.

Fuente: Blog Carlyle no tenía razón.

 

¿Es necesario estar autorizado para insertar hipervínculos?

Logo de CVRIA (Tribunal de Justicia de la Unión Europea)El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha dictado sentencia el 13 de febrero de 2014 en el asunto C-466/12, Nils Svensson, Sten Sjögren, Madeleine Sahlman, Pia Gadd / versus Retriever, Suecia AB. Caso sobre diversos artículos de periodistas “colgados” con libre acceso en la página de internet del periódico sueco Göteborgs-Posten, sin existir autorización para crear los hipervínculos a los artículos publicados.

En el recurso de apelación, el Tribunal de Svea hovrätt (Suecia), planteó una petición de decisión prejudicial el 18 de octubre de 2012, ante el TJUE para conocer si dichos enlaces constituían un acto de comunicación al público, ya que en ese caso (según la Directiva 2001/29/CE) no sería posible albergar hipervínculos sin la autorización de los propietarios.

Planteado ese rogatorio el TJUE (Sala Cuarta) declaró:

“1) El artículo 3, apartado 1, de la Directiva 2001/29/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 22 de mayo de 2001, relativa a la armonización de determinados aspectos de los derechos de autor y derechos afines a los derechos de autor en la sociedad de la información, debe interpretarse en el sentido de que no constituye un acto de comunicación al público, a efectos de dicha disposición, la presentación en una página de Internet de enlaces sobre los que se puede pulsar y que conducen a obras que pueden consultarse libremente en otra página de Internet.

2) El artículo 3, apartado 1, de la Directiva 2001/29 debe interpretarse en el sentido de que se opone a que un Estado miembro pueda proteger más ampliamente a los titulares de derechos de autor estableciendo que el concepto de comunicación al público incluya más actos que los previstos en dicha disposición.”

 

Asociación sin ánimo de lucro cuyo objetivo es la creación de un colegio profesional de archiveros, bibliotecarios y documentalistas para la Comunidad de Madrid.

A %d blogueros les gusta esto: