Artículo: Orgullosos de nuestras bibliotecas

Nos ha parecido muy interesante esta opinión acerca del valor que tienen las bibliotecas para los habitantes de un barrio de un municipio cualquiera, no solo en términos cuantitativos (coste económico), sino en términos cualitativos (necesidades sociales), que ha vertido Daniel Gil en su blog BAUEN. Nosotros hemos querido resñadarla en el nuestro blog para destacarla y darle un poco más de difusión. Esperamos que también os resulte interesante.

Orgullosos de nuestras bibliotecas

Por Daniel Gil.

En medio del panorama desolador que nos rodea, un ambiente de regresión e involución social y cultural, vale la pena leer artículos clarificadores, directos, sobre aquello que es realmente prioritario e indispensable. El bien común. Es el caso de un artículo de Josep Maria Montaner publicado en El País, en que contrapone la arquitectura de vitrina, vistosa y exhuberante, y sobretodo, carísima y de escasa utilidad.

Que una parte del volumen de un edificio público flote en el aire, sin apoyos, puede ser estéticamente atractivo, pero funcional y constructivamente es discutible y tiene su coste económico.

Un coste económico desproporcionada, y por desgracia, muchas veces sin un retorno social que haya justificado esa inversión. No obstante eso, para Montaner hay una tipología de edificio público del cual hay que estar orgullosos: la biblioteca.

Cuando, en realidad, tenemos muchas obras para estar orgullosos de políticos y arquitectos: la red de 38 bibliotecas en Barcelona y más de 200 en la provincia, un auténtico éxito popular para fomentar la lectura y la cultura; los 40 interiores de manzana ajardinados y públicos, que fue rehaciendo el desaparecido Pro-Eixample; la política de centros cívicos y mercados municipales remodelados; los magníficos espacios públicos realizados por toda Cataluña; hasta llegar nuestra destacada tradición de pensamiento urbano. Una biblioteca cuesta unos cuatro millones de euros, similar a lo que cuesta construir de 40 a 60 viviendas en un edificio colectivo o rehabilitar entre 80 y 120. Calculen ahora cuántas viviendas, bibliotecas o equipamientos de proximidad se pueden hacer o rehabilitar con el dinero despilfarrado en los dos edificios citados. Por lo tanto, cuando nos manifestemos a favor de la arquitectura, dejemos claro cuál es la que defendemos y cuál la que criticamos; no vayamos a confundirnos y a confundir.

Seguramente las bibliotecas sean el edificio público y social más rendible en términos de coste/inversión. Por sólo unos 4 millones de euros, se consigue un retorno en términos de uso enorme. Son edificios llenos de vida y de personas, dónde se hacen cosas, se desarrollan actividades y se fomenta (y se mantiene) la cultura y el conocimiento. Son indispensables, y su éxito ciudadano es la principal prueba. Para cualquier ayuntamiento tener una biblioteca (o una red de bibliotecas), debería de representar un motivo de prestigio y de orgullo. Vitalizan y generan flujos comunicativos nuevos que hacen ciudad. Exactamente lo contrario a aquello que generan los barrios desiertos de promociones inmobiliarias sin compradores. No hubieran hecho falta tantísimos pisos nuevos, y seguro que con más bibliotecas (y edificios públicos de proximidad) las cosas quizás nos irían mejor. Pero claro, aquí ya entraríamos en intereses económicos; y aquí la biblioteca si que no interesa.

Publicado en: Blog BAUEN: Opinió.


 

El Gobierno modifica los plazos relacionados con enseñanzas universitarias y de doctorado

El Consejo de Ministros del pasado 12 de julio aprobó la modificación de plazos relacionados con enseñanzas universitarias y de doctorado, a través de un Real Decreto (RD) que a su vez modifica tres anteriores (RD del 29 de octubre del 2007; RD del 28 de enero de 2011; RD del 14 de noviembre del 2008).

Con respecto al RD del 29 de octubre del 2007, por el que se establece la ordenación de las enseñanzas universitarias oficiales, con el nuevo texto se establece una moratoria de dos cursos del plazo para la renovación de la acreditación de los títulos universitarios oficiales, que en el caso de los másteres universitarios debía producirse antes de cumplirse cuatro años. Debido a que en estas fechas, acabado el curso 2012/2013, quedarían del orden de 1.900 másteres con necesidad de obtención de renovación de acreditación, el Gobierno aprueba esta moratoria, permitiendo que durante el curso 2013/2014 poner en marcha este proceso de renovación para aquellas universidades que ya tienen preparados sus títulos para someterlos a este examen de acreditación.

En el caso del RD del 28 de enero del 2011, por el que se regulaban las enseñanzas oficiales de doctorado, teniendo en cuenta que el límite temporal para llevar a cabo esta adaptación estaba previsto para el curso 2013/1014, se decide igualmente ampliar el plazo establecido por un curso académico, esto es, hasta el comienzo del curso 2014/2015, aunque se mantiene la fecha del 30 de septiembre del 2017 como límite para la extinción definitiva de los programas regidos por el Real Decreto del 29 de octubre anteriormente señalado.

El texto aprobado por el Consejo de Ministros, publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado 13 de julio se refiere también a la modificación del RD del 14 de noviembre del 2008, por el que se regularon las condiciones para el acceso a las enseñanzas universitarias oficiales de grado y los procedimientos de admisión a las universidades públicas españolas. Dicho RD recogía dentro de la fase general de la prueba de acceso a las enseñanzas universitarias de Grado, un tercer ejercicio de lengua extranjera (incluida prueba oral y escrita), que debía ser valorado a partir del curso 2013/2014. Debido a la futura aprobación parlamentaria del proyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa, la implantación de la prueba oral se aplaza hasta el curso académico 2015/2016, ya que es muy posible que tras dicha aprobación el actual sistema de acceso a la universidad sea remodelado de manera global.

Según se advirtió en el Consejo de Ministros, durante el proceso de elaboración de este nuevo Real Decreto 534/2013 de 12 de julio fueron consultadas las Comunidades Autónomas. Además, de dichas modificaciones han estado informados el Consejo de Universidades, el Consejo Escolar del estado y el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

Fuente: Unión Profesional: Noticias colegiales

 

Marca Personal, esencial señal de mercado para los profesionales

En el marco del Programa de Inicio Profesional que ha organizado y desarrollado Unión Profesional durante esta semana, con el fin de potenciar la empleabilidad y el emprendimiento de los recién licenciados y graduados, quería destacar con especial atención la sesión que ofreció el experto en Branding o Marca Personal, Andrés Pérez Ortega. Una jornada que se movió en un terreno desenfadado y atractivo y que nos sitúo en la rampa de salida del ‘viaje iniciático’ que más pronto que tarde todos tenemos que recorrer para descubrirnos a nosotros mismos y ser capaces de impulsar y mostrar a los demás nuestras potencialidades a la hora de realizar nuestro trabajo. Y, es que, como dijo Andrés, «la marca personal no se crea, se descubre». Es este sentido, es importante plantear: ¿Por qué es importante para nosotros, como profesionales colegiados? 

La Marca Personal como ‘Señal de Mercado’

La Marca Personal puede y debería convertirse en nuestra principal herramienta como profesionales colegiados para dar a conocer nuestro trabajo en el mercado. Una herramienta que nos permite reducir la brecha de información entre nosotros y nuestros potenciales clientes ya sean empresas o particulares y posicionarnos en un mercado cada vez más complicado y competitivo. No obstante, la articulación de nuestra Marca tiene que tener un objetivo claro en palabras de Andrés: «para que mi marca sea interesante tiene que ser valiosa para los demás». Asimismo, las formas de difusión son ricas y variadas: blog, página persona, networking de mi profesión…, etc.

El concepto y dinámica de señal de mercado fue descrito por el Nobel de Economía en 2001, Michael Spence, especialista en el estudio sobre como afecta la asimetría de información en los mercados. Así, en su libro ‘La convergencia inevitable’ afirma que su trabajo «era un intento de entender como los vendedores de productos de alta calidad mandan señales creíbles a sus potenciales compradores en un entorno de mercado en el que los clientes no tienen la información de calidad separada del resto del funcionamiento del mercado y de las señales integradas en él». Una afirmación que encaja a la perfección con la esencia del profesional colegiado. Es decir, ofrecer un servicio sustentado en la confianza y con el necesario nivel cualitativo. Recordemos que el servicio profesional es clasificado en teoría económica como ‘Credence Good’, un ‘bien’ basado en la confianza.

Colegiación y Marca Personal

Por último, en el sector de las profesiones colegiadas, no hay que olvidar que la colegiación se articula como la señal de mercado intrínseca e inherente para generar las dinámicas de confianza en el funcionamiento del mercado de servicios profesionales. Con lo cual, el hecho de unir y crear el binomio Colegiación–Marca personal potenciaría aún más un mercado tan sensible con los derechos fundamentales que atañen a los ciudadanos, los cuales están ávidos de información, seguridad y esperan obtener la deseada calidad en el servicio. Y es ahí, donde el despliegue de nuestra Marca Personal nos proporcionaría ser más «útiles, fiables y visibles» a ojos de nuestros futuribles clientes y pacientes.

Fuente: Blog: Carlyle no tenía razón.

 

Asociación sin ánimo de lucro cuyo objetivo es la creación de un colegio profesional de archiveros, bibliotecarios y documentalistas para la Comunidad de Madrid.

A %d blogueros les gusta esto: