Archivo de la etiqueta: bibliotecas municipales

Becas de apoyo a las Bibliotecas Públicas de Getafe

Se convocan de cinco becas de apoyo a las Bibliotecas Públicas de Getafe, destinadas a estudiantes de Grado en Información y Documentación.

Entidad: Ayuntamiento de Getafe.
Lugar: Getafe.
Plazas: 5.
Descripción: Convocatoria de cinco becas de apoyo a las Bibliotecas Públicas de Getafe destinadas a estudiantes de Grado en Información y Documentación.
Plazo de presentación de instancias: será de 10 días naturales (del 4 al 13 de abril) a partir de la publicación del extracto de la convocatoria en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid, en el registro general del Ayuntamiento de Getafe.
Diposición: Base de Datos Nacional de Subvenciones.

Más información:

Fuente: Facultad de Ciencias de la Documentación.

¿Por qué los libros ya no …?

prestamolibros

Hace unos días aparecía en el periódico El Mundo un artículo que decía que no había ningún libro entre los 50 artículos mas prestados de las bibliotecas municipales de Madrid en el 2016, sino que este ranking ha sido copado por revistas y películas.

El artículo más prestado es la revista para aprender inglés, Speak Up, con más de 2100 reservas, a la que siguen las revistas Hola!, El Mueble y Saber Vivir con más de 1500 reservas. Por otro lado,  tras la revista satírica El Jueves se sitúan las películas de Interestellar y El Francotirador,  así como la primera temporada de Juego de Tronos en el podium de serie más solicitada con casi 1000 reservas en lo que va de año.

Tampoco hay ningún best seller ni autor reconocido en el primer lugar de los libros que más se han prestado durante el 2016 en las bibliotecas municipales de Madrid, aunque  el título más solicitado es  Érase una vez… El cuerpo humano, y le siguen las novelas de La chica del tren de Paula Hawkins, El beso del pan, de Almudena Grandes, y la primera y última parte de la Trilogía del Baztan escrita por Dolores Redondo.

La Cadena SER en el programa “Hoy por Hoy Henares” entrevistó hace unos días al Vicepresidente de nuestra Asociación, Alberto Albarracín, acerca de este tema. A la pregunta de por qué los libros no estaban entre los 50 artículos más prestados de las bibliotecas municipales de Madrid, la respuesta de Alberto Albarracín fue clara “Ya no se accede a un objeto, se accede a la información. La biblioteca se ha ido adaptando de tal forma a los tiempos que nos ayuda a encontrar de todo en diferentes formatos y estilos”.

Alberto Albarracín también quiso destacar el gran, y muchas veces desconocido,  valor que tenemos los profesionales de la información: “El papel del bibliotecario, el papel del profesional de la información está muy oculto. Detrás de la biblioteca o el archivo que un usuario ve, hay un trabajo muy importante. Clasificar, ordenar, buscar la información pertinente, ayudar al usuario a encontrar lo que necesite, detectar las necesidades de información y ponerlas a disposición de la gente es una tarea para la que hay que estar muy informado. No se le da el suficiente valor al profesional de la información y la documentación y nosotros creemos que el colegio profesional que queremos lanzar desde la Asociación ayudará a una mayor visibilidad social y a una verdadera identificación y valoración del trabajo que hacemos”.

Tras su intervención, el locutor felicita a la Asociación y a los profesionales de la información por el trabajo realizado. Vamos muy bien en el camino para que se valore y  sea reconocido nuestro trabajo. Por eso tu voz también es importante,  ¿te unes a nosotros y lo seguimos contando…?


Fuentes: 

Bibliotecas, más horas para estudiar!

horariobilbliotecas

Si la mayor parte de tus horas del día las pasas estudiando, este post te interesa. ¿Café o té? ¿En tu casa o en la mía? ¿Kas naranja, Kas limón?… o…el mítico dónde estudio hoy …¿en la biblioteca o en casa?.

Y es que los hábitos hacen el lugar del monje. Vaya que sí!. Por supuesto, dependerá de la libertad y los gustos de cada uno, pero los resultados varían si no se toma la decisión correcta. Aunque nuestros hábitos de estudio ya estén consolidados, habrá momentos en los que necesitaremos mucho tiempo para estudiar, como en época de exámenes, y organizarnos de la mejor manera es fundamental para la calidad de esas horas en las que nuestro mundo se convierte en “el estudio” y ya lo de levantar la cabeza con el discurrir de una mosca nos empieza a suponer un problema.

La casa de cada uno suma puntos, como templo para asentar nuestros conocimientos, cuando pensamos en las variables movimiento y acción y encima podemos decorar con post-it la nevera para tenerlos más presentes.  Pero en una biblioteca, es el silencio y el ambiente de estar rodeados de desconocidos lo que hace que sientas el deseo de darles a todos una palmada en la espalda para hacer un trasvase de ánimos. Del tuyo al mío, del mío al tuyo, y de ahí los dos a celebrar el aprobado!. Eso sí, cuidado con lo de encontrar amigos porque al final el descanso puede convertirse en un café literario…

Para otros, pensar en estudiar en casa, es sinónimo de preparar una huida concienzuda, porque hermanos, primos, vecinos y el niño llorón del quinto han hecho un pacto de sonar como una orquesta , todos al mismo tiempo y sin perder el compás. Pero, ojo! que aquellos que hayan encontrado en su escritorio un búnker remanso de calma, corren el peligro de ser engullidos por el para siempre y no salir ni a comprar el pan, con lo que las neuronas demandarán aire fresco, un paseíto aquí al lado y entonces podremos continuar. Así que por eso, ir a la biblioteca te obliga a trazar una hoja de ruta externa para diferenciar tus departamentos estanco. Y una vez que llegas caminando con tus frases deshilachadas del tema anterior y tu sensación de soledad extrema, te encuentras decenas de personas que están hilando las frases que se fugaron del tema cuatro para volver al tres. En todo caso, el silencio se hace mudo y hasta la caída de un simple bolígrafo se convierte en un face to face devastador con el compañero de enfrente. Por lo que…mejor mantenerse calladitos y en guardia.

En lo que creo que estaremos de acuerdo, es en la necesidad de los descansos, fundamentales para asimilar, fijar y relacionar la materia adquirida, incluso habrá quien haga un mix de estas opciones o puede que incluya alguna más.

Pero para quienes hayáis decidido usar la biblioteca como lugar de estudio debéis saber que el Ayuntamiento de Madrid amplía los horarios de las salas de estudio municipales y de las bibliotecas públicas para facilitar la labor durante la época de exámenes.

Aquí os dejamos nuestros ánimos, mucha suerte y un enlace para que los podáis consultar: http://bit.ly/1TdLJfd