Archivo de la etiqueta: datos abiertos

Por un portal estadístico de colegios profesionales

Una vez más destacamos aquí un artículo muy interesante relativo a la importancia que tendría de la creación de un portal estadístico de colegios profesionales, tanto para instituciones, empresas, organismos como para usuarios y los propios profesionales. Aunque, tenemos que puntualizar que, si bien se menciona al periodista de datos y el periodismo de datos, como elementos en la recopilación, integración, interpretación de los datos para su posterior difusión (noticias, reportajes, etc.); tenemos que reivindicar nuestro papel en estas lides pues, en nuestro ADN profesional está el tratamiento de la información (y también el de los datos) y puesta a disposición a usuarios, profesionales, instituciones, etc., como profesionales de las ciencias de la documentación que somos.Es un área más del conocimiento en el que participar y colaborar en pro de ganar visibilidad profesional para nuestro colectivo.

‘En el siglo XXI no nos podemos esconder de los datos’. 

Así comenzó una interesante nueva jornada en Medialab Prado del grupo de periodismo de datos sobre portales estadísticos. ¿Qué busca este periodismo? ‘El estudio y tratamiento de bases de datos’, pero para ello es necesario la investigación y la depuración de las fuentes con el fin de llegar a la mayor veracidad. Y es que, es evidente que los datos son el aceite que engrasa y clarifica nuestra visión y decisiones hoy día. Estamos ávidos de información, de contrastación; en definitiva, de búsqueda de certeza en todos los ámbitos, especialmente, en el económico. Los portales estadísticos son, por tanto, uno de los faros principales a los que dirigirse, junto con las incipientes y cada vez más útiles fuentes Open Data, Social Data, etc… nutridas todas ellas por la aportación ciudadana. Llegados a este punto, ¿es posible pensar en un portal estadístico colegial de las profesiones? 

Dice la ONU en su manual de organización estadística: ‘los organismos de estadísticas son organizaciones de servicio’. Además, deben reunir parámetros esenciales -como la independencia, la relevancia y la credibilidad; conceptos que inherentes a la existencia de los colegios profesionales. En este sentido, un organismo o función estadística colegial supondría un elemento que encajaría a la perfección en la filosofía de la razón de ser de los colegios profesionales, convirtiéndose en una herramienta potente y capaz de reforzar los argumentos en un contexto de reformas convulso como en el que nos encontramos.

¿Cómo y por qué poner en marcha un sistema estadístico colegial?

Al igual que la EPA (Encuesta de Población Activa), la cual, está protocolizada y periodificada, un sistema estadístico colegial de cada profesión podría componer un aparato capaz de generar datos relacionados con los profesionales, con los colegios, con su funcionamiento. ¿Para quién? Para los ciudadanos, consumidores y usuarios, empresas, entes públicos… Y todo vinculado a una API que, como llave de acceso, sistematizaría el acceso y recogida de datos suministrados por los colegios profesionales. Podría darse así lugar a un portal estadístico propio de las profesiones que fuera la referencia avanzada en la aportación de información a los ciudadanos. De esta forma, a partir de los microdatos que produjera este portal se podría proveer de forma sencilla y rápida información con diferentes niveles de desagregación, composición, clasificación y detalle según el objetivo del agente interesado. ¿No sería más útil e interesante para el consumidor acceder de forma inmediata a la experiencia, formación y especialización de cada profesional? ¿O conocer los niveles de paro, tendencias de mercado de las actividades profesionales, lugares donde hubiera demanda de profesionales densidad y distribución de los colegiados e infinidad de indicadores más?. 

El gran auge que están experimentando profesiones dedicadas al tratamiento de esta información, como los analistas de bases de datos o de datos de seguridad, ya es patente y esta propuesta de portal colegial estadístico, vendría a reforzar más aún el relevante papel de los colegios profesionales y homogeneizaría la idea de sector de las profesiones en nuestra sociedad. Ofrecer al ciudadano -también al periodista de datos que busca información precisa- y a los profesionales, servicios más cercanos y de calidad está en el camino de los colegios profesionales; no dejemos pasar este tren.

Fuente: Blog Carlyle no tenía razón.

Artículo: ¿Cómo construir un modelo de datos colegial común?

La cultura Open Data es ya una realidad fehaciente y transparente en España y el exterior —3º país en el mundo—. Fehaciente, porque son numerosas las instituciones que cada vez entienden que es absolutamente necesario gobernar desde la apertura con la transmisión de información clara a los ciudadanos; véase País VascoAsturias,CataluñaCastilla La Mancha, etc. Y transparente, porque suministra rdatos de forma reutilizable supone un valor añadido tanto para las instituciones que publican como para la sociedad; la cual, atribuye una mayor credibilidad y confianza hacia los organismos públicos. ¿Qué tiene que ver esto con las organizaciones colegiales? En realidad, mucho: la sociedad demanda mayor información, datos de calidad, contrastables y útiles. ¿Qué más pueden hacer los colegios profesionales ante esta situación?. Una de las alternativas claras es construir un modelo de datos común alrededor de las profesiones y las entidades colegiales con el objetivo de homogeneizar la idea de sector profesional, suministrar información servicial a ciudadanos y colegiados y ser interlocutores más sólidos frente a las administraciones públicas. ¿Cuál es la propuesta? 
 

Atlas Colegial sobre el sector de las profesiones.

La creación de la figura de un Atlas Colegial como base del modelo de datos común de las profesiones sería el pilar básico de esta propuesta. Un modelo de recopilación y categorización de datos cuya voluntad sería mostrar todos los aspectos que existen alrededor del sector de las profesiones. Así, tendríamos un marco de consulta con cinco bloques de datos principales:

  1. Datos colegiales institucionales
  2. Macroeconómicos
  3. Laborales
  4. Sobre colegiados
  5. Sobre sociedades profesionales

Como ejemplo, organizaciones profesionales de EEUU o Europa utilizan bloques similares como referencia de su sector.

Pasos esenciales para la construcción del modelo de datos. 

Tal y como afirmó José Luis Ruiz, consultor tecnológico, en el seminario sobre datos que realizó Unión Profesional, «la construcción de este modelo sólo será factible si existe una clara voluntad, compromiso y capacidad de evolucionar los modelos planteados». De esta forma, las premisas principales en esta primera etapa serían:

  • Proyectar un primer análisis de modelo semántico de categorías de datos a tratar homogéneo y transversal al conjunto de las profesiones que conlleve una metodología de trabajo automatizada.
  • Establecer herramientas tecnológicas comunes que puedan canalizar la recopilación y estructuración de datos según las diferentes categorías acordadas.

Las organizaciones colegiales tienen aún un potencial no desarrollado que unificado, daría lugar a una percepción del sector profesional más cercano a la sociedad y de servicio al cliente o paciente, fin último de cada profesional y, por ende, de cada entidad colegial. La función estadística se vislumbra, por tanto, como un paso capital en el camino constante de evolución de los organismos colegiales.

 

Fuente: Blog Carlyle no tenía razón

¿Qué puede aportar la publicación de datos a las organizaciones colegiales?

Cuando hacemos balance de una investigación sobre una materia que desconocíamos y aprendemos de ella, es interesante recordar la frase que enunció Isaac Newton: «Si he llegado a ver más que los otros es porque me subí a hombros de gigante». Una reflexión, que en el plano que buscamos construir, un modelo de datos colegial común, nos lleva a Tim O’Reilly, impulsor del software libre y el código abierto, cuando afirmó: «Si realmente quieres que los datos ayuden a la gente, no pongas a la gente a buscar datos. Haz que los datos ‘encuentren’ a la gente que trabaje con ellos y puedan mostrarles cómo lo hacen; ofrecerte su ayuda a través de su experiencia». Y es que, los datos se encuentran alrededor de las profesiones. Tenemos la materia prima necesaria, por tanto, ¿qué valor añadido supondría la publicación de datos para las instituciones colegiales?. Un aparato estadístico con datos acerca de las profesiones y los colegios situaría al sector de las profesiones con una ventaja consistente y clara capaz de sostener con argumentos precisos su potencial social y económico frente a propuestas de liberalización excesiva desde la Administración Pública. Porque, un sector que no posee datos agregados siempre será más vulnerable a los vaivenes de la política. Por ello, la oportunidad para las entidades colegiales es excelente y apremiante.

¿Qué es necesario para comenzar la construcción del modelo de gestión de datos? 

La clave fundamental para poner en marcha la elaboración de un modelo de gestión de datos sobre las profesiones y sus organizaciones colegiales donde se sumen el mayor número de miembros se encuentra en la necesidad de obtener los primeros resultados significativos sobre el sector de las profesiones que podrían incorporarse inmediatamente como refuerzo esencial en los argumentarios propios de cada institución colegial y que presentarían el sector de las profesiones más unificado al exponer su gran peso en la sociedad. Hablaríamos, además, de publicaciones orientadas por la cultura Open Data basada en la transparencia y reutilización de los datos de forma pública para generar un mayor valor añadido social.

¿Qué ocurre cuando las estadísticas no existen o no son transparentes? 

Uno de los ejemplos más claros y actuales respecto al perjuicio que puede causar a las instituciones la falta de transparencia en los datos estadísticos lo pudimos apreciar ayer. La Fundación de estudios de economía aplicada (Fedea) denunció un ‘apagón informativo en relación a los datos de paro que publica el gobierno. Y es que desde que se hizo efectiva la reforma laboral en febrero, se hace más difícil entender la evolución del mercado de trabajo en detalle. Un hecho que juega en contra de la credibilidad institucional y choca con los principios enunciados por la Comisión Estadística de Naciones Unidas, cuando instauró el Día Mundial de la Estadística en 2010. Principios que conciben las estadísticas oficiales sujetas a unos estándares de calidad, objetivas, exhaustivas y consideradas como un bien público.

Es necesario entender, por tanto, que el objetivo de construir entre todas las profesiones un modelo común de gestión de datos estadísticos dentro del universo colegial y profesional siempre irá en beneficio y fomento del bien común tanto para las organizaciones colegiales como para la sociedad.

Fuente: Blog:Carlyle no tenía razón