Archivo de la etiqueta: Economía

El Parlamento Europeo celebra un seminario sobre el Tratado Transatlántico entre EE.UU. y la UE

 

Falta de transparencia, márgenes difusos en los avances de las negociaciones y preocupación sobre los estándares de seguridad. Son, glosadas, las principales polémicas que comienzan a tener repercusión social y que pudieron comprobarse el 17 de noviembre en la sede del Parlamento Europeo en España donde tuvo lugar el seminario ‘Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión – El Parlamento Europeo decide’. Basta, con echar un vistazo al hashtag #PEdecideTTIP que logró ser tendencia en Madrid. La jornada, necesaria por razones obvias, dejó unas conclusiones preliminares sobre las que conviene reflexionar.

Falta de transparencia

«Los asistentes a este seminario destacan la importancia de la transparencia de las negociaciones y el debate plural, y, especialmente, las organizaciones sindicales reclaman diálogo social. Se ha criticado el acceso limitado a la documentación de las negociaciones del tratado».

Se trata de la primera conclusión y más característica que dejó el seminario. El foco esencial de las críticas se relacionó con el Mandato del Consejo de la Unión Europea en el que establece las directrices de negociación sobre las que transitar. Un documento que estaba listo el 17 de junio del 2013 y que no ha sido hecho público hasta el 9 de octubre del 2014, si bien, fue filtrado. No obstante, Jochen Müller, analista político de la Comisión Europea, incidió en que se trata de una de las negociaciones comerciales que han tenido una mayor difusión hacia los estamentos sociales.


Márgenes de las negociaciones

«El debate pone de manifiesto que el mecanismo de resolución de conflictos (ISDS) es uno de los asuntos que más controversia y rechazo provocan, entre ellos el grupo socialista, los sindicatos y gran parte de la sociedad civil. Todavía no está decidida su inclusión definitiva en el tratado, a la espera de la consulta ciudadana, y, en cualquier caso, se propone un método nuevo que evite abusos por parte de las empresas y proteja la libertad de los Estados para legislar».

Santiago Fisas, eurodiputado por el Partido Popular Europeo, fue uno de los ponentes del seminario que se mostró más favorable a la implementación del ISDS, «aunque con limitaciones». Al igual que Inmaculada Rodríguez-Piñero, eurodiputada por los Socialistas y Demócratas que, incluso, fue más allá al afirmar que «no tendría que ser necesario». Asimismo, destacó como una de los temas a abordar en las negociaciones «el reconocimiento mutuo de las cualificaciones profesionales para llevar a cabo, por ejemplo, asuntos de contratación pública».


Preocupación sobre los estándares de seguridad

«Los participantes en el seminario ponen de manifiesto los resultados de los distintos estudios sobre la repercusión del tratado, que van desde positivas perspectivas de crecimiento a conclusiones que alertan sobre pérdida de empleos».

Como puso de manifiesto, Florent Marcellesi, portavoz de Equo en el Parlamento Europeo, «también deben ser tenidos en cuenta diversos estudios que plantean otros impactos de carácter económico que tendrían un signo negativo». Por ejemplo, como el estudio publicado por la Universidad de Tufts en EE.UU., que sostiene, entre otras argumentaciones, una reducción aproximada de 600.000 empleos en la UE con especial incidencia en los servicios, de aprobarse el TTIP.

En definitiva, estamos ante unas negociaciones de gran envergadura política y económica que, hasta el momento, avanzan más rápido que el procesamiento y alcance social debido, fundamentalmente a un grado de transparencia insuficiente que limita el poder de reacción de la sociedad civil. La próxima ronda negociación del TTIP que está prevista para el mes de enero del 2015 ofrece una nueva oportunidad para mejorar la interacción de la UE con los ciudadanos.

Fuente: Blog Carlyle no tenía razón

Los profesionales en la lucha contra la precariedad social

Los profesionales en la lucha contra la precariedad social

El escenario macro de estos días vuelve a mostrarnos que el vigor tan traído y llevado de la recuperación económica no es tal. Si el PIB se ralentizó hasta un tímido avance del 0,5% en el tercer trimestre respecto al segundo, en el que se supone mejor época para el empleo, el dato de inflación adelantada de octubre volvió a quedarse por cuarto mes seguido en negativo con un -0,1% anual. Es decir, el consumo no tiene suficiente confianza y capacidad lastrada además, por la excesiva moderación salarial. Un camino deflacionista que se confirmaría técnicamente en diciembre si el nivel de precios continua en tasas negativas.

Pero el análisis de los datos no debe desconectarnos de la realidad social que reflejan y que nos sacude. La evidencia esta semana era publicada por un informe de Unicef al alertar de la pobreza infantil en nuestro país, que en el periodo entre 2008 y 2012, deja 800.000 niños más en situación de carestía.

¿Cómo remediar esta situación? 

Uno de los motivos que está reduciendo el impacto de la crisis y que sirve de red es la labor de miles de profesionales que cada día ejercen en sus diferentes ámbitos. Por ejemplo, desde los trabajadores y educadores sociales que, entre otras funciones, detectan y se ocupan de mejorar las problemáticas de la sociedad y trabajan por la integración de colectivos en riesgos de exclusión con herramientas formativas, respectivamente. También, los abogados que con el turno de oficio o en su especialización en materia de desahucios ofrecen un soporte social importante.

Mientras, se hace imprescindible dar un giro en las expectativas del mercado laboral. El Observatorio de Innovación en el Empleo señalaba recientemente en un informe que dentro de «los universitarios de Humanidades: un 89% cree que no conseguirá un puesto relacionado con su titulación. Las carreras relacionadas con la administración de empresas y las ingenierías recogen las cifras más bajas y, aún así, rondan el 75%».

El panorama, por tanto, exige más acción e implicación desde todos los estamentos de la sociedad civil con el fin de acabar con la precariedad social existente. En este sentido, existe un gran potencial de tejido profesional comprometido dentro del país que junto con las organizaciones colegiales tienen mucho que decir con su actividad cotidiana y fundamental de servicio a las personas.

Fuente: Blog Carlyle no tenía razón

El potencial de las profesiones para reducir el desempleo de larga duración

El potencial de las profesiones para reducir el desempleo de larga duración.

Los riesgos vuelven a estar al alza. Esta semana, diversas instituciones de la esfera nacional e internacional nos han puesto sobre aviso de que la recuperación no solo no es vigorosa —asunto evidente—, sino que se desliza a un estancamiento de tintes crónicos. A la problemática asociada a la extensión del ébola, de la cual el presidente del Banco Mundial ha afirmado que en España «ya está teniendo consecuencias económicas», se sumaron las conclusiones vertidas por el FMI. En su informe de ‘Estabilidad financiera mundial’, sostuvo que «el 70% de la banca europea no está preparada para prestar crédito adecuado». Por otro lado, en sus ‘perspectivas de la economía mundial’ apuntó que España crecerá un 1,3% este año y un 1,7% en el 2015.No obstante, la otra cara del informe pasó desapercibida, ya que estas previsiones están sujetas a la evolución de la zona euro cuyo riesgo de entrar en recesión ha subido a un 40% y a un 30% en el caso de la deflación. España no es ajena a ello, y la elevada posibilidad de entrar en un largo periodo deflacionario solo está por debajo de Grecia y es comparable al 2009, año de mayor caída de la crisis. En el ámbito doméstico, Asempleo, en su Avance del mercado laboral, corroboró que existen «señales de desaceleración».

 

El informe de Asempleo, reconoce asimismo que en términos interanuales, las actividades profesionales y la educación, entre otras, siguen siendo las principales ramas de actividad que sustentan los aumentos de la afiliación. Una capacidad que pudimos observar en los datos de empleo referentes al mes de septiembre. Sin embargo, dentro del desempleo destacó, el gran foco a subsanar: «la proporción de parados de larga duración —más de un año— es del 62,4%, mientras que la probabilidad de encontrar empleo para individuos de este colectivo (a un trimestre vista) es del 6,7%». Es decir, hablamos de un paro estructural cifrado en 3,5 millones de personas. 

En este sentido, las profesiones colegiadas tienen un específico efecto arrastre sobre la creación de empleo vinculado. En el estudio desarrollado en Unión Profesional, Análisis del desempleo cualificado en España: Factores explicativos de la necesaria formación continuada se concluye que por cada 2,3 profesionales se genera un empleo vinculado. Un ratio que se fundamenta en la función formativa de carácter continuado que ofrecen las organizaciones colegiales.

Pero además, en materia de financiación aún queda mucho por hacer. Alternativas de micromecenazgo como el crowdfunding deben tener un papel más principal como instrumento de emprendimiento para los profesionales. En esta línea, se pronunció la pasada semana el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, cuando se aprobó el proyecto de Ley de Fomento de la Financiación Empresarial. Una legislación que distinguirá entre inversores acreditados, los cuales no tendrán limitación en aportación de capital, e inversores no acreditados (o particulares) que no cumplan determinados requisitos, a los que se asignará un límite de 3.000 euros en la participación por proyecto y 10.000 euros en el agregado de plataformas. De su puesta en práctica se determinará si tiene los efectos positivos deseados…

Publicado en: Blog Carlyle no tenía razón