Archivo de la etiqueta: Economía

De vuelta: centrar nuestra ‘economía de la atención’ en las profesiones

De vuelta: centrar nuestra ‘economía de la atención’ en las profesiones.

Unión de profesionales
Debemos continuar con las reformas…, la recuperación económica gana impulso…, España ya crea empleo…, y la sempiterna recomendación: es necesario aprobar la ley de servicios y colegios profesionales…
La vuelta de septiembre no nos trae grandes novedades en cuanto a los mensajes. Tampoco los datos los sostienen: volvió a destruirse demasiado empleo en agosto; el consumo sigue sin buen tono; y la deuda pública sigue creciendo, bordeando ya el 100% del PIB. No obstante, el FMI ha puesto a España como el modelo reformista a seguir, si bien la OCDE destacó esta semana que podríamos habernos pasado de frenada en la bajada de salarios
Precisamente, en su informe del lunes día 8, la OCDE señaló de nuevo la ley de servicios y colegios profesionales (LSCP) como una de las reformas a emprender por el gobierno. Pero, ¿realmente las reformas están mejorando el bienestar de las personas como fin último de la economía? ¿Mejoraría con la LSCP? 
Desde Unión Profesional, a través del blog Carlyle no tenía razón, realizamos la grata labor de trasladar reflexiones, preguntas, conceptos, (en clave económica), al ámbito de las profesiones colegiadas, mediante el análisis de la actualidad, diferentes estudios y documentos referidos a los colegios y servicios profesionales. Prueba de ello en el último año, fue la relación pormenorizada que se realizó sobre los impactos socioeconómicos que podría conllevar el anteproyecto de la LSCP de agosto del 2013; el esencial papel de las organizaciones colegiales en la transparencia y difusión de datos para los profesionales y los ciudadanos; o el abordaje de nuevos modelos de ejercicio, en el cual el comercio electrónico está cada vez más presente.
Como bien recuerda recientemente, Eduard Punset, en la denominada ‘economía de la atención’, «lo decisivo es conocer cómo percibe la gente lo que los demás están diciendo, y el tiempo que le dedican». Este proceder sabemos que es constitutivo a la prestación de servicios por los profesionales, el cual requiere de las organizaciones colegiales como foco y filtro de nuestra atención como garantes de la seguridad e información que recibimos.
De este modo, con el ánimo de seguir profundizando en el modelo característico de los servicios profesionales, en sus códigos de comportamiento —profesional, cliente/paciente— respecto al resto de sectores de servicios y, en definitiva, en todas las temáticas socioeconómicas que atañen a las profesiones, continuamos con nuestra tarea de difundir y compartir…
¡Bienvenidos!

Fuente: Blog Carlyle no tenía razón

Los profesionales como generadores de tejido socioeconómico

Carlyle no tenía razón

Los profesionales como generadores de tejido socioeconómico

«La sobrecualificación no puede entenderse sólo como un problema de baja calidad de la oferta educativa, también es un problema de estructura productiva, de empresariado de baja cualificación y de movilidad social»

Con esta sentencia reflexionaba el sociólogo, José Saturnino Martínez en su artículo ¿Por qué los más preparados no encuentran buenos trabajos? sobre los porqués que caracterizan el comportamiento errático de nuestro mercado laboral y, por ende, de la actividad económica. Las profesiones no escapan a esta situación y, de hecho, la tasa de desempleo de personas con titulación universitaria se encuentra en el 16%, siendo especialmente grave en los jóvenes titulados de 25 a 29 años donde el paro alcanza casi el 27%. No obstante, el subsector de servicios profesionales expone indicadores más solventes cuando los profesionales buscan empleo de aquello en lo que se han formado, ya que sus periodos de búsqueda son más reducidos que en otros sectores, según un informe reciente de Randstad.

Sin embargo, este escenario se produce a pesar de los datos positivos de carácter parcial que se vienen sucediendo en los últimos meses y que corroboran de nuevo, siete años después del comienzo de la crisis, que el molde de nuestro modelo productivo apenas ha variado y responde a un patrón de bajo valor añadido apoyado en ganancias de competitividad, fundamentalmente, vía costes. Tanto es así, que en el último año, según los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, los sectores que aglutinan más de la mitad de las altas en creación de empleo son la hostelería, el comercio, y las actividades administrativas. Mientras, áreas como la industria manufacturera apenas ha generado 10.000 empleos en el mismo periodo. Un dato más que refuerza como la industria en España languidece y pesa ya menos del 15% sobre el PIB, cuando en la Unión Europea, la media del sector industrial supone casi el 20%.

La apuesta por la formación de los profesionales

Sesión de redes sociales e identidad digital por Mario Tascón en el II Programa de 'Inicio Profesional'
Sesión de redes sociales e identidad digital por Mario Tascón en el II Programa de ‘Inicio Profesional’

Desde Unión Profesional se es consciente de esta problemática y, por ello, una de las iniciativas acometidas este mes de julio ha sido la realización de la segunda edición del Programa de ‘Inicio Profesional’ dirigido a recién licenciados y titulados, donde se impartió «formación para la orientación y el aprendizaje del uso de aquellas herramientas que garanticen una eficiente búsqueda de empleo». Así, mediante sesiones dedicadas a fomentar el emprendimiento, desplegar la marca personal e identidad digital en las redes sociales y potenciar la innovación y desarrollo de habilidades profesionales, los alumnos recibieron herramientas enfocadas a poder acceder de una forma más orientada a encontrar su espacio en el mercado laboral. Tal y como recuerda, Elisa McCausland, coordinadora del programa, se trata de una «plataforma de ignición, pero también es pretensión de UP que funcione como detector de nuevos caminos, de formas de trabajar en abierto. Por eso insistimos en las distintas formas de aprender, de ser en la Red». En definitiva, empoderar a los profesionales que comienzan su andadura para construir un tejido socioeconómico más responsable en su desarrollo y permeable en el intercambio de conocimientos.

El Comité Económico y Social Europeo destaca que las profesiones contribuyen a garantizar los «bienes sociales»

Comite Economico y Social Europeo

El Comité Económico y Social Europeo destaca que las profesiones contribuyen a garantizar los «bienes sociales».

Dictamen ‘El papel y el futuro de las profesiones liberales en la sociedad civil europea de 2020’.

 

Bruselas, 24 de junio del 2014 / El Comité Económico y Social Europeo (CESE) ha presentado hoy su dictamen de iniciativa INT/687 sobre «El papel y el futuro de las profesiones liberales en la sociedad civil europea de 2020» elaborado, a iniciativa de Arno Metzler, por el Grupo III de Actividades Diversas del CESE.

Las profesiones, recogidas en el Tratado de Roma, han sido siempre un exponente de la construcción de la Unión Europea. Desde Unión Profesional, organización que agrupa a las profesiones colegiadas españolas, se considera muy oportuno que este órgano consultivo se pronuncie nuevamente sobre este sector y su función en el desarrollo económico y social de Europa. Según recoge el dictamen, aproximadamenteuno de cada seis trabajadores autónomos se dedica a las profesiones liberales (entendiendo éstas de una forma genérica) y la tendencia va en alza. De ahí que se llame la atención sobre su significativa contribución a la creación y mantenimiento de las infraestructuras sociales.

Principales conclusiones y recomendaciones

El CESE destaca que el sistema de las profesiones liberales contribuye sustancialmente a garantizar que en el futuro se ejerzan con calidad unas funciones que se corresponden con el concepto de «bienes sociales» como la salud, la seguridad general de la población, la protección de los derechos de los ciudadanos y también la prosperidad económica. De ahí que se considere que la colegiación obligatoria se justifica por un interés público superior.

Desde el CESE se insta a primar siempre la calidad del servicio sobre la obtención del máximo beneficio. En este sentido, y como establece la Directiva de Servicios, se deben elaborar códigos de conducta con el fin de poner de relieve y garantizar los elevados requisitos para la prestación de servicios por parte de las profesiones en toda Europa.

El dictamen resalta asimismo el papel de las organizaciones nacionales interprofesionales y monoprofesionales que se encargan de elaborar y desarrollar principios de deontología profesional, así como de velar por su cumplimiento. La autorregulación de la profesión por sus miembros permite evitar la interferencia del Gobierno y garantiza al mismo tiempo su vinculación con el bien común y, por tanto, beneficia a los clientes y consumidores. 

Además, en contextos cada vez más complejos, con constantes desarrollos técnicos e incremento de normas, corresponde a las profesiones garantizar una formación permanente adecuada de todos los profesionales de cada sector.

Las profesiones, y su buen funcionamiento, contribuyen a la cohesión social y a la creación de entornos inclusivos, lo que fomenta los aspectos relacionales entre los diferentes agentes sociales. Por ello, y a pesar de que puedan existir deficiencias, en el dictamen se reconoce que estas no constituyen un fallo intrínseco del sistema. De ahí que se anime a estas profesiones a seguir funcionando y modernizándose acorde con los tiempos, pero sin desvirtuar la esencia. 

Acceder al dictamen del CESE (versión en español)

Fuente: Unión profesional. Noticias colegiales.