Archivo de la etiqueta: mercado laboral

Lo que buscas tiene nombre: DOCUMENTALISTA. Joaquín Calatayud (@kalatasoy)

Lo que buscas tiene nombre: DOCUMENTALISTA. Joaquín Calatayud (@kalatasoy)

Foto: gl.wikipedia.org
Foto: gl.wikipedia.org

Cuando uno accede a las distintas ofertas que aparecen a diario en los diferentes portales de empleo relacionados con la Información y Documentación, dichas ofertas suelen tener algo en común, en la mayoría de casos tratándose de empleos que a tenor de las funciones y características del puesto requieren de un titulado en Información y Documentación, demandan cualquier cosa menos esto, al  menos esa es mi sensación. Es cierto que ésta es una vieja cantinela de la profesión y algo victimista, pero es imposible no llegar a preguntarse si las ofertas existen y por consiguiente nos necesitan, ¿saben que existimos?

Definamos por tanto qué es un documentalista y sus funciones para después realizar búsquedas de empleos acordes a éstas y dejar claro si es una sensación o una realidad.

Si buscamos en Wikipedia, se define a los documentalistas de la siguiente manera:

Son profesionales que están formados para gestionar la información dentro de las organizaciones, independientemente del soporte en que se encuentre (por ello los documentos son fuentes de información arqueológica, archivística, audiovisual, etc.). Para ello, dominan las características y los distintos tipos de documentos que se encuentran en los diferentes soportes (papel o digital) y formatos. Además, son capaces de analizar, fijar y mejorar los flujos de información organizativa para la mejora de la productividad de ésta. Su formación es marcadamente interdisciplinar, por lo que los documentalistas muestran una gran capacidad de adaptación ante las nuevas situaciones y necesidades de las organizaciones.

Las funciones que están preparados para desempeñar dentro de las organizaciones pasan por la evaluación y el análisis de la cadena documental (selección, adquisición, realización del análisis documental y organización de los depósitos informativos), la búsqueda y recuperación de información, la edición de productos documentales —resúmenes de índices o de prensa—, el tratamiento continuado de la información documental; además de saber planificar y gestionar la elaboración de informes, memorias y estadísticas.

Basándonos en el artículo “Pon un documentalista en tu vida… o en tu empresa” que escribió hace ya algún tiempo Julián Marquina, podemos añadir que también son tareas básicas de un documentalista:

  • Mejora de los flujos documentales e informativos con el fin de buscar la productividad empresarial (eficiencia, eficacia y calidad).
  • Asesoramiento informacional.
  • Localización de fuentes secundarias relevantes para la empresa.
  • Diseñar y mantener bases de datos y páginas web / blogs corporativos.
  • Creación de nuevo contenidos (boletines, resúmenes documentales, posts, informes…)

Teniendo claro qué es un documentalista y las funciones que desempeña, si accedemos a los portales de empleo y buscamos ofertas acordes a estas funciones nos encontramos lo siguiente:

  • Ofertas relacionadas con el análisis documental:
    • Verificador Documental:
    • FUNCIONES:
      • Verificación de los componentes de los expedientes del contrato.
      • Comprobación de que los datos aportados por el cliente son acordes con los integrados en la aplicación.
      • Solicitud de documentos y/o datos faltantes en el expediente.
      • Contacto telefónico, si fuera preciso, con los clientes, con el fin de confirmar datos y enriquecer sus bases.
      • Grabación de estos datos en las distintas bases de datos.
    • EXPERIENCIA : Mínimo 3 años en Tratamiento Documental (Análisis de Documentos, Gestión de Archivo, Grabación, Digitalización de documentos, etc.)
    • Categoría Administración de empresas – Administración
    • FORMACIÓN: Preferiblemente relacionado con el área administrativa

Ninguna referencia a documentalistas, titulados en Información y Documentación…

  • Ofertas relacionadas con la gestión de la información:
    • Formador en gestión de información, el curso a desarrollar se desglosa en:
      • Consulta y manipulación de información contenida en gestores de datos.
      • Creación y gestión de repositorios de contenidos.
      • Administración de sistemas de gestión de información.
    • Categoría: Informática y telecomunicaciones – Administración de bases de datos
    • Se busca: Licenciado en Informática

Ninguna referencia a documentalistas, titulados en Información y Documentación…

  • Ofertas relacionadas con la investigación bibliográfica y documental:
    • Técnico de documentación Técnica y Legislación
      • Actividades a desarrollar:
        • Preparación, revisión, emisión y archivo de la documentación técnica a clientes y autoridades competentes
        • Mantenimiento y actualización de las bases de datos de materias primas y productos
        • Investigación bibliográfica y documental
      • Se demanda un graduado en Química

Nuevamente ninguna referencia a documentalistas ni a  titulados en Información y Documentación.

En definitiva, y a pesar del esfuerzo de muchas personas y colectivos por mostrar y difundir la importancia y la necesidad del trabajo documental, queda comprobado como decía al comienzo del post que las ofertas existen, son muchas las empresas que requieren un profesional con las características propias de un documentalista pero es difícil encontrar entre este tipo de ofertas referencias a la titulación de Información y Documentación. ¿Por qué ocurre esto?, ¿qué hacemos mal para que ocurra esto?, ¿qué podemos hacer en el futuro para que cambie?

Fuente: http://jcalatayud.wordpress.com/2014/12/01/lo-que-buscas-tiene-nombre-documentalista/

Los profesionales en la lucha contra la precariedad social

Los profesionales en la lucha contra la precariedad social

El escenario macro de estos días vuelve a mostrarnos que el vigor tan traído y llevado de la recuperación económica no es tal. Si el PIB se ralentizó hasta un tímido avance del 0,5% en el tercer trimestre respecto al segundo, en el que se supone mejor época para el empleo, el dato de inflación adelantada de octubre volvió a quedarse por cuarto mes seguido en negativo con un -0,1% anual. Es decir, el consumo no tiene suficiente confianza y capacidad lastrada además, por la excesiva moderación salarial. Un camino deflacionista que se confirmaría técnicamente en diciembre si el nivel de precios continua en tasas negativas.

Pero el análisis de los datos no debe desconectarnos de la realidad social que reflejan y que nos sacude. La evidencia esta semana era publicada por un informe de Unicef al alertar de la pobreza infantil en nuestro país, que en el periodo entre 2008 y 2012, deja 800.000 niños más en situación de carestía.

¿Cómo remediar esta situación? 

Uno de los motivos que está reduciendo el impacto de la crisis y que sirve de red es la labor de miles de profesionales que cada día ejercen en sus diferentes ámbitos. Por ejemplo, desde los trabajadores y educadores sociales que, entre otras funciones, detectan y se ocupan de mejorar las problemáticas de la sociedad y trabajan por la integración de colectivos en riesgos de exclusión con herramientas formativas, respectivamente. También, los abogados que con el turno de oficio o en su especialización en materia de desahucios ofrecen un soporte social importante.

Mientras, se hace imprescindible dar un giro en las expectativas del mercado laboral. El Observatorio de Innovación en el Empleo señalaba recientemente en un informe que dentro de «los universitarios de Humanidades: un 89% cree que no conseguirá un puesto relacionado con su titulación. Las carreras relacionadas con la administración de empresas y las ingenierías recogen las cifras más bajas y, aún así, rondan el 75%».

El panorama, por tanto, exige más acción e implicación desde todos los estamentos de la sociedad civil con el fin de acabar con la precariedad social existente. En este sentido, existe un gran potencial de tejido profesional comprometido dentro del país que junto con las organizaciones colegiales tienen mucho que decir con su actividad cotidiana y fundamental de servicio a las personas.

Fuente: Blog Carlyle no tenía razón

I Jornada Técnica Iberoamericana para la Formación de Archiveros

imagesCA5HPPSB

I Jornada Técnica Iberoamericana para la Formación de Archiveros

Viernes 10 de Octubre: Secretaría de Estado de Cultura (Plaza del Rey 1, Madrid). Horario: 9:30 h – 13:30 h y  16:00 h -18:30 h

Sábado 11 de Octubre: Archivo Histórica Nacional (C/ Serrano 115, Madrid).
Horario: 10:00 h -14:00 h

La Coordinadora celebrará durante los días 10 y el 11 de octubre en Madrid una Jornada Técnica a la que acudirán representantes de las asociaciones españolas de archiveros y varios colegas hispanoamericanos para realizar una análisis del momento por el que pasa la profesión y el papel de la asociaciones en el desarrollo y defensa de ésta.

Nuestros ponentes invitados procedentes de Cuba, Chile, Perú, Uruguay y Ecuador disertarán sobre las distintas líneas de formación y actuación de los archiveros hispanoamericanos. Las asociaciones aportarán con sus comunicaciones el trabajo que están realizando en campos muy diversos: la formación; la defensa de la profesión; la posible implicación de las asociaciones en el desarrollo de políticas archivísticas; etc.

Al final de esta Jornada técnica esperamos obtener unas conclusiones que nos sirvan a la Coordinadora como punto de partida para trabajar en la defensa y mejora de nuestra profesión. Estamos en un momento en el que la sociedad pide a sus instituciones un mayor y mejor acceso a la información pública (la tan traída y llevada Transparencia), y nosotros archiveros y gestores documentales tenemos mucho que decir y que hacer en este tema.

Web: http://www.archiveros.net/

E-mail: secretaria@archiveros.net