Archivo de la etiqueta: profesionales

Los profesionales en la lucha contra la precariedad social

Los profesionales en la lucha contra la precariedad social

El escenario macro de estos días vuelve a mostrarnos que el vigor tan traído y llevado de la recuperación económica no es tal. Si el PIB se ralentizó hasta un tímido avance del 0,5% en el tercer trimestre respecto al segundo, en el que se supone mejor época para el empleo, el dato de inflación adelantada de octubre volvió a quedarse por cuarto mes seguido en negativo con un -0,1% anual. Es decir, el consumo no tiene suficiente confianza y capacidad lastrada además, por la excesiva moderación salarial. Un camino deflacionista que se confirmaría técnicamente en diciembre si el nivel de precios continua en tasas negativas.

Pero el análisis de los datos no debe desconectarnos de la realidad social que reflejan y que nos sacude. La evidencia esta semana era publicada por un informe de Unicef al alertar de la pobreza infantil en nuestro país, que en el periodo entre 2008 y 2012, deja 800.000 niños más en situación de carestía.

¿Cómo remediar esta situación? 

Uno de los motivos que está reduciendo el impacto de la crisis y que sirve de red es la labor de miles de profesionales que cada día ejercen en sus diferentes ámbitos. Por ejemplo, desde los trabajadores y educadores sociales que, entre otras funciones, detectan y se ocupan de mejorar las problemáticas de la sociedad y trabajan por la integración de colectivos en riesgos de exclusión con herramientas formativas, respectivamente. También, los abogados que con el turno de oficio o en su especialización en materia de desahucios ofrecen un soporte social importante.

Mientras, se hace imprescindible dar un giro en las expectativas del mercado laboral. El Observatorio de Innovación en el Empleo señalaba recientemente en un informe que dentro de «los universitarios de Humanidades: un 89% cree que no conseguirá un puesto relacionado con su titulación. Las carreras relacionadas con la administración de empresas y las ingenierías recogen las cifras más bajas y, aún así, rondan el 75%».

El panorama, por tanto, exige más acción e implicación desde todos los estamentos de la sociedad civil con el fin de acabar con la precariedad social existente. En este sentido, existe un gran potencial de tejido profesional comprometido dentro del país que junto con las organizaciones colegiales tienen mucho que decir con su actividad cotidiana y fundamental de servicio a las personas.

Fuente: Blog Carlyle no tenía razón

Los profesionales se mantienen en el alambre del empleo

Los profesionales se mantienen en el alambre del empleo

Lo ratificó esta martes la Comisión Europea: En España «se espera que la actividad económica se desacelere algo en la segunda mitad del año». Así concluye en su informe de Previsiones Macroeconómicas de otoño para la Eurozona y la Unión Europea. Una previsión que engarza con los datos de afiliación y desempleo de octubre, publicados también esta semana, los cuales reflejan una clara disminución en el ritmo de creación de empleo y en el aumento del paro por tercer mes consecutivo que, en conjunto, han dirigido 112.796 personas más a apuntarse a la lista de los que buscan trabajo.

A nivel europeo, el parón económico parece ocupar cada vez más las mentes de los dirigentes y ayer, Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE) anunció «de forma unánime el compromiso de usar estímulos adicionales si son necesarios» en un intento por disipar las dudas y la rigidez en la actuación del organismo. Por ello, dentro de esta atmósfera de nubes recesivas, destaca como las profesiones, no sin dificultades, mantienen una cierta fortaleza en la generación de empleo.

  • Sostenimiento del empleo en las actividades profesionales
En este sentido, si observamos el número de afiliados al RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) de octubre, el 78,6% de las altas fueron realizadas en las categorías de actividades profesionales, científicas y técnicas; actividades sanitarias y de servicios sociales; y educación. Pero además, en el último año (entre octubre del 2013 y del 2014), el 32% (26.216) de los nuevos autónomos son profesionales, científicos, técnicos, sanitarios y sociales. Es decir, 3 de cada 10. Una evolución positiva, aún con matices, pero sostenida.
No obstante, en cuanto a los elementos que la CE expone en su informe para sustentar un cierto repunte de la economía para los años 2015 y 2016 no dejan ser ya agotados en su recorrido o excesivamente repetidos. Por ejemplo, que la ocupación tenderá a aumentar «debido a la continuidad de la moderación salarial y solo modestos incrementos de los costes laborales unitarios» —y aún así, vaticina un paro del 22,2% en el 2016— o, que las condiciones en el acceso a la financiación mejorarán. Por otro lado, también sostiene que la deuda pública seguirá su progresión por encima del 100% sobre el PIB.
Precisamente, en materia fiscal, el Consejo General de Economistas, ha celebrado ayer y hoy, las Jornadas Tributarias, donde se han abordado desde una perspectiva crítica y técnica como nos afectará y podemos afrontar todos los aspectos relacionados con la reforma fiscal anunciada por el gobierno para el año 2015.
Mientras, el nivel de cobertura por desempleo sigue cayendo, en concreto, un 57,07% de los parados no percibe ninguna prestación, un 6,0% menos que hace año. Por ello, las políticas de carácter social que reduzcan el nivel de precariedad y fomentan planes de inclusión laboral deben ser absolutamente prioritarias. 

Fuente: Blog Carlyle no tenía razón

Reflexión sobre la situación económica: ¿Qué rumbo tomamos?

Dos personas en un columpio. La de la izquierda más abajo porque tiene algo es las manos que la empujra y la de la derecha está arriba

«Para rematar, consideran necesaria la privatización de numerosas empresas públicas y el desmantelamiento de numerosas reglamentaciones que regulan mercados para que sean más flexibles»  

Con este discurso certero y afinado, Juan Laborda, economista y profesor ,recoge una reflexión oportuna sobre el rumbo errático que ha tomado la ciencia económica para abordar la crisis. No obstante, como afirma, «no todos los economistas somos iguales» ya que, desde los años noventa, vivimos en función del denominado ‘Consenso de Washington’políticas económicas de corte neoliberal adoptadas por los organismos financieros internacionales como recetas destinadas a generar crecimiento, entre las que se encuentra la desregulación de mercados, entre otras.

Pues bien, en economía no hay verdades categóricas, pero sí hay evidencias en numerosas áreas lo suficientemente significativas que proveen argumentos y tesis para atajar diversas problemáticas socioeconómicas. Un claro ejemplo de herramienta utilizada por los economistas es el Coeficiente de Gini (CG), que mide el grado de distribución de la renta en una economía, siendo “0” el reparto uniforme de los ingresos y “1” la concentración máxima de las rentas. En España, este índice ha crecido notablemente desde el 2008, llegando al valor actual de 0,35, lo que nos sitúa como el segundo país de la Unión Europea con la mayor desigualdad social en la percepción de renta, sólo por detrás de Letonia. Estos datos contrastan de manera clara con la media de la Unión Europea de los 27 (UE27) que en este mismo periodo bajó incluso ligeramente hasta 0,306. De forma patente, aquellos países que han mostrado mayor estabilidad económica y crecimientos más sólidos son Finlandia con un CG de 0,259 o Noruega, con un CG de 0,226. Países que, como afirma Juan Laborda, se han caracterizado por una mayor participación de los sindicatos en la gestión empresarial, altos salarios y protección del empleo.

Así, un escenario actual, donde los objetivos de salida de la crisis enunciados por las instituciones pasan por la creación de empleo y la ganancia de competitividades necesario preguntarse qué políticas son más adecuadas y deseables para conseguirlo. Laborda sostiene que «con el fin de eliminar la inflación, preservar el tipo de cambio, incrementar la tasa de crecimiento de la productividad y crear puestos de trabajo estables se propugnan políticas económicas basadas en la austeridad, liberalizaciones y privatizaciones. Si bien los fines y objetivos pueden ser idóneos, no así los medios».

En el subsector de las profesiones colegiadas, inmerso en un proceso de liberalización, el objetivo de éstas es buscar la regulación más óptima en aras de la ganancia de eficiencia y optimización en su funcionamiento, tanto en las organizaciones colegiales como en los profesionales, pero sin trastocar el núcleo: la prestación de un servicio profesional con lanecesaria calidad y la confianza y seguridad que generan las organizaciones colegiales en su atención a los ciudadanos y colegiados.

Publicado en: Blog Carlyle no tenía razón.